Cuáles son los principales ataques en la nube que pueden afectarte

Hace cinco años poca gente tenía archivos en la nube. Con un mundo cada vez más digital esa tendencia está cambiando y ya son muchos usuarios los que tienen sus datos alojados allí. Lo hacen tanto para guardar su información de trabajo como la suya propia junto con sus recuerdos propios como las fotos. Cada vez la nube tiene una mayor importancia para nosotros. Los ciberdelincuentes han puesto su punto de mira en ella para obtener beneficios. En este artículo vamos a ver sobre cuáles son los principales ataques en la nube, los tipos que hay y su seguridad.

La seguridad en la nube

La seguridad en la nube podemos definirla como la práctica de proteger la integridad de las aplicaciones, los datos y la infraestructura virtual basados en la nube. En cuanto a la nube podemos tener de varios tipos. Una sería la pública en la que los datos están en manos de la empresa como pueden ser Microsoft Azure o Google Cloud. Por otro lado, tenemos las nubes privadas en la que los servidores son nuestros y los datos están en nuestras manos, y también tenemos la híbrida que es una combinación de la pública y la privada. Recientemente está apareciendo el concepto de multi nube en el que se combinan diferentes servicios de nube pública de distintos proveedores que en ocasiones también puede incluir nubes privadas. En cuanto a los servicios de nubes podemos distinguir entre IaaS, PaaS, CaaS y SaaS.

También hay que señalar que la seguridad en la nube es una responsabilidad que deben compartir el proveedor de servicios en la nube y los usuarios. Esto quiere decir que, por el simple hecho de tener nuestros archivos almacenados allí, no estamos libres de los ataques en la nube.

La seguridad en la nube se rige por un principio de responsabilidad compartida. Así, el proveedor de servicios en la nube es responsable de gestionar la seguridad de la infraestructura subyacente como los servicios de almacenamiento en la nube, de informática en la nube, de redes en la nube y también del hardware. Por otro lado, el cliente es el encargado de gestionar la seguridad del acceso de los usuarios, la aplicación y los datos.

Los ciberdelincuentes y cómo proteger la nube

La nube ofrece un amplio abanico de opciones tanto a usuarios particulares como también a empresas. Actualmente el trabajo en remoto ha ganado una mayor repercusión donde la utilización de la nube es ya un elemento primordial para nosotros.

Los ciberdelincuentes saben de la importancia que tienen nuestros servicios en la nube y van a tratar de hacerse con ellos. Esto lo consiguen realizando ataques en la nube como veremos más adelante. No obstante, eso no quita para que los clientes tomen una serie de medidas para mejorar las seguridad de la nube como:

  • Proteger la consola de gestión en la nube.
  • La protección de la infraestructura virtual. Aquí están incluidos los servidores virtuales, los almacenes de datos, los contenedores y otros recursos en la nube que también son un objetivo habitual de los atacantes.
  • Proteger las consolas y herramientas de administración.
  • Mantener protegidas las cuentas de administración para las aplicaciones SaaS. Cuando contratamos un servicio SaaS tiene una consola de gestión para administrar los usuarios y servicios.

Los ataques en la nube, una amenaza frecuente

Los ataques en la nube están a la orden del día, uno de los que más está aumentando últimamente son los de ransomware. En este tipo de ataques el ciberdelincuente va a cifrar nuestros archivos y no vamos a poder acceder a ellos. Si queremos recuperar esos datos nos va a tocar pagar un rescate. No obstante, no conviene hacerlo porque no tienes garantías de que te den el código para hacerlo.

Además, puede que al descifrar los archivos alguno no se pueda recuperar, y por otra parte, tus archivos pueden seguir infectados por lo que más adelante te podrían pedir el pago de otro rescate. Aquí para que el problema nos afecte lo menos posible, es bueno tener un plan de contingencias y una buena política de copia de seguridad.

No obstante, los ataques en la nube pueden ser de muchos más tipos como ataques DDoS, de Phishing, de fuerza bruta, contra las credenciales y también aprovechando la explotación de vulnerabilidades. Para finalizar, aquí tenéis las técnicas de ataques a la nube en el que se explica cómo se realizan estas actividades tan dañinas.

¡Sé el primero en comentar!