Cada vez detectan más fallos de seguridad en la red que hay que corregir

Las maneras en las que podemos sufrir ataques cibernéticos son muy diversas, pero sin duda uno de los motivos principales es a través de vulnerabilidades que hay en nuestros equipos. Por ello, las recompensas por detectar este tipo de fallos no han hecho más que aumentar en los últimos tiempos. Son muchas las vulnerabilidades que pueden aparecer y en caso de no ser corregidas podrían poner en riesgo nuestra seguridad.

Cada vez detectan más vulnerabilidades de seguridad

Estos fallos pueden afectar a todo tipo de dispositivos que tenemos conectados a la red. Por ejemplo hablamos de ordenadores, móviles, tablets… Pero también cualquier otro de lo que se conoce como el Internet de las Cosas, como podrían ser bombillas inteligentes, reproductores de vídeo, termostatos…

Las propias marcas tienen mucho interés en detectar este tipo de fallos lo antes posible. De esta forma pueden lanzar parches de seguridad para corregirlos y evitar así problemas. De ahí que lancen programas de recompensas cada vez más elevados. El objetivo es incentivar a que terceros puedan intentar llevar a cabo pruebas y detectar así esos fallos.

Según un informe realizado por HackerOne, las pruebas de hacking ético para detectar vulnerabilidades ha crecido un 63% durante el último año. Esto nos indica el gran papel que tiene ahora este tipo de recompensas para detectar posibles fallos de seguridad que puedan comprometer los dispositivos de los usuarios.

Si hablamos de cantidades económicas, desde HackerOne indican que su programa ha dado 40 millones de dólares en recompensa durante este último año. El año anterior la cifra fue de 19 millones de dólares. Sin duda estamos hablando de cantidades muy elevadas. Ahora bien, ¿Cuánto dinero ahorra el hecho de poder descubrir vulnerabilidades de seguridad rápidamente?

Vulnerabilidad en archivos PDF

Aumentan las vulnerabilidades en dispositivos IoT y móviles

La mayoría de los que buscan vulnerabilidades de seguridad se centran en aplicaciones. Sin embargo en el último año ha crecido mucho la cifra de aquellos que intentan encontrar fallos de seguridad relacionados con dispositivos del Internet de las Cosas y móviles. Esto nos muestra el gran aumento que este tipo de tecnología ha tenido. Actualizar la tarjeta de red o router, entre otros equipos, es esencial para mejorar la seguridad.

En la actualidad tenemos muchos equipos conectados a Internet en nuestros hogares. Hablamos de televisiones, reproductores de vídeo, cámaras de vigilancia… Cualquier dispositivo puede tener vulnerabilidades y lo podemos ver continuamente. Cualquier fallo de seguridad podría afectar al rendimiento y además permitir la entrada de intrusos que pongan en riesgo toda la red.

Esto hace que sea esencial contar siempre con las últimas versiones disponibles. Debemos tener actualizados los equipos, instalar los últimos parches que haya y nunca dejar obsoletos los sistemas. De lo contrario podríamos dejar una puerta abierta a posibles atacantes que de una u otra forma pudieran comprometer nuestros equipos.

En definitiva, cada vez hay más vulnerabilidades de seguridad en los dispositivos conectados a la red, pero en parte es gracias a que hay más usuarios que, a través de los programas de recompensas, se dedican a detectar estos fallos para lograr reducir el impacto que pueda tener en los usuarios. Ya sabemos que mientras antes corrijamos un problema de seguridad de este tipo, menos riesgo de que realmente sea explotado.