Cuidado con las alertas de Google que recibes, están llenas de malware y estafas

Google Alerts o Alertas de Google es un servicio que utiliza muchos usuarios para recibir novedades y notificaciones relacionadas con el usuario. Básicamente noticias e información relacionadas con las búsquedas que hacemos y que se quedan almacenadas. Estas notificaciones pueden ser enviadas a través de correo electrónico y mediante un enlace a un sitio web. El problema es que, como informan un grupo de investigadores de seguridad, pueden llevar a los usuarios a recibir malware y estafas.

Las alertas de Google pueden ser un problema de seguridad

Este servicio permite que los usuarios estén en contacto permanente con las novedades que pueden interesarles. Se nutre de vídeos, noticias, webs, blogs y contenido en general. Todo relacionado con las búsquedas que ofrece Google y con el historial de búsquedas del propio usuario. La idea es ofrecerle alertas y notificaciones relevantes.

Todo esto es configurable. Podemos crear palabras clave que Google utilizará para informarnos cuando haya novedades. Podemos recibirlas por e-mail o también como enlaces, como hemos mencionado. De esta forma estaremos siempre alerta frente a contenido nuevo que pueda interesarnos.

Este es un servicio interesante y útil para muchos usuarios. El problema llega cuando puede ser manipulado y llegar a acercar a los usuarios al malware y a las estafas. Básicamente lo que ocurre es que los atacantes inyectan sitios maliciosos en el índice de búsqueda de Google. Esto hace que aparezca en Google Alerts y, en definitiva, lleguen al usuario.

Si el usuario hace clic en una de estas alertas es redireccionado a una serie de páginas hasta que llega a una web falsa, que es donde está el problema. Aquí puede que ofrezcan algún premio, sorteo o algo apetecible para el usuario. Incluso puede que nos ofrezcan algún tipo de software para instalar que, en definitiva, se trata de malware.

Básicamente se hacen pasar por un enlace de interés. La víctima hace clic creyendo que va a ir a una página donde encontrará información de algo que le interesa, pero en realidad está yendo hacia un sitio malicioso y que puede comprometer la seguridad de su equipo.

Cómo evitar el Spam en este servicio

Por suerte podemos evitar el Spam en las alertas de Google y, en definitiva, protegernos frente al malware y posibles estafas que nos lleguen. Vamos a explicar qué podemos hacer para no tener problemas y evitar ser víctimas de este tipo de problemas que afectan a muchos usuarios.

Lo primero que tenemos que hacer es entrar en Google Alerts, el servicio que podemos configurar para recibir las alertas. Una vez creemos una nueva, con un término que nos interese, podemos asignarle una frecuencia, fuentes, dónde queremos recibirlo y también la cantidad.

Evitar el Spam con las alertas de Google

Nos interesa principalmente la cantidad. Aquí vamos a poner que solo queremos recibir los mejores resultados. De esta forma evitaremos que nos envíen posibles resultados menos importantes y que puedan haber sido modificados para distribuir malware o estafas. Así tendremos más posibilidades de realmente recibir contenido relevante y que nos interesa. También podremos poner una frecuencia menor.