Qué errores cometes en el navegador sin saberlo y exponen tus datos

Al navegar por Internet, al visitar páginas web o descargar archivos, podemos poner en riesgo nuestra seguridad y privacidad. Son muchos los factores que influyen y debemos en todo momento evitar cometer errores. Sin embargo esto ocurre en muchas ocasiones. Vamos a explicar cuáles son los principales fallos que cometemos los usuarios al usar el navegador y ponemos en riesgo nuestros equipos sin darnos cuenta.

Errores al usar el navegador que afectan a la seguridad

El navegador es uno de los programas que utilizamos diariamente. Lo usamos para entrar en páginas web, utilizar el correo electrónico, redes sociales, realizar búsquedas… Es por tanto una herramienta indispensable en nuestro día a día. Pero esto también hace que los piratas informáticos estén al acecho y puedan aprovecharse de errores que cometemos para lanzar sus ataques y robar información.

Por ello conviene conocer en todo momento cuáles son los fallos más importantes que cometemos y saber evitarlos. Vamos a mostrar algunos puntos a tener en cuenta y reducir así el riesgo de que roben datos personales o infecten nuestros sistemas.

Instalar cualquier extensión

Sin duda uno de los errores más comunes es instalar cualquier extensión en el navegador. Esto es un problema, ya que podríamos comprometer la seguridad en gran medida. Podemos decir que tenemos complementos muy variados, que ayudan al funcionamiento y a conseguir funciones que no vienen de serie con el programa.

Ahora bien, hay que tener en cuenta que hay muchas extensiones que pueden ser peligrosas. Muchos complementos que han sido diseñados de forma maliciosa para atacar nuestros equipos y poner en riesgo la privacidad. Debemos por tanto asegurarnos muy bien de qué estamos instalando.

No mantener el navegador actualizado

Otro error es no tener el navegador siempre con las últimas versiones. Son muchos los fallos que pueden surgir. Esas vulnerabilidades pueden ser aprovechadas por los piratas informáticos para llevar a cabo ataques. De ahí que debamos siempre instalar los parches y tener todo correctamente actualizado, para poder corregir esos errores.

Cambios para mejorar la seguridad y privacidad

Fiar todo al antivirus

Una cuestión que hay que tener en cuenta es que contar con un antivirus no es sinónimo de estar protegido. Es cierto que es un programa fundamental para evitar la entrada de virus y malware en general, pero no es suficiente con eso.

Debemos complementarlo con otros programas, otras herramientas que pueden ser muy útiles. Por ejemplo hablamos de un firewall o incluso extensiones que nos protejan. Pero además hay corregir también las vulnerabilidades del sistema a través de actualizaciones. Es algo parecido a lo que cometamos de que el modo privado del navegador no protege la privacidad correctamente.

Descargar de fuentes no oficiales

Es otro de esos fallos comunes que cometemos con el navegador. Entramos en una página web y descargamos archivos sin fijarnos bien si se trata de una fuente oficial o es un sitio de tercero que en realidad podría ser una amenaza.

No observar la procedencia de los links

Algo similar ocurre con los enlaces que visitamos. ¿Son seguros? ¿Cómo hemos llegado a ello? Con simplemente entrar en una web fraudulenta a través de un enlace podemos poner en riesgo nuestro equipo. De ahí que sea fundamental observar muy bien en todo momento la procedencia de esos links.

En definitiva, estos son algunos de los principales errores que cometemos con el navegador y que podría poner en riesgo nuestra seguridad. Debemos evitar estos problemas para mantener a salvo nuestra privacidad en todo momento.