Por qué tu navegador es el mayor peligro de seguridad

Aunque hay muchos programas que usamos constantemente que pueden ser peligrosos en un momento dado, hay uno que destaca por encima del resto: el navegador. Lo usamos diariamente para entrar en sitios web, acceder al correo, redes sociales, realizar alguna búsqueda… Hay muchas opciones, como pueden ser Google Chrome o Mozilla Firefox. Sin embargo es una aplicación que puede ser muy peligrosa. ¿Por qué? En este artículo hablamos de ello y explicamos algunos consejos para evitar problemas.

El navegador es una vulnerabilidad importante

El hecho de que algo sea tan utilizado hace que los piratas informáticos pongan ahí sus esfuerzos para atacar. Van a tener más probabilidad de llegar a usuarios despistados y poder robar contraseñas, datos o infectar el sistema. Pero hay que tener en cuenta que el navegador recopila muchos datos. Piensa, por ejemplo, en el historial de navegación, búsquedas que realizas, claves que guardas…

Aunque generalmente todo va a ir bien y no debería haber problemas de seguridad, siempre pueden surgir vulnerabilidades. Los navegadores, además, suelen incorporar nuevas funciones y a veces eso es lo que provoca que haya algún fallo. Por ejemplo una característica que hayan incluido con la última versión y que tenga alguna vulnerabilidad, una extensión que instalemos y pueda ser peligrosa, etc.

En muchas ocasiones hemos visto vulnerabilidades críticas que afectan a Chrome, Firefox o cualquier otro navegador. Esto puede ser aprovechado por un pirata informático para atacar. No se trata de algo aislado, ya que incluso estamos viendo un aumento de este tipo de problemas. De hecho, el navegador más usado, que es Google Chrome, ha corregido 113 vulnerabilidades importantes durante los primeros tres meses de este año, lo que supone un 13% más que el año anterior.

Los atacantes básicamente lo que hacen es descubrir este tipo de fallos de seguridad y explotarlos. Esto les permite ejecutar código malicioso, robar contraseñas, lanzar ataques Phishing, instalar algún complemento falso… En definitiva, les permite tomar el control y comprometer seriamente la privacidad y seguridad.

Problemas de seguridad con enlaces antiguos

Cómo evitar problemas al navegar

Entonces, ¿qué debemos hacer para estar protegidos y no tener problemas con los navegadores? Algo fundamental es elegir muy bien qué programa utilizar. Hay muchas opciones, como sabes, pero no todos son igual de fiables. Usa siempre un programa reconocido, que cuente con buenas valoraciones, y además descárgalo siempre desde fuentes oficiales.

Igualmente, ese navegador que has instalado debe estar actualizado en todo momento. Esto es imprescindible para corregir vulnerabilidades que pueden aparecer en cualquier momento. Cuenta siempre con la última versión y así aumentarás la protección y evitarás muchas amenazas cibernéticas.

Por otra parte, si vas a instalar alguna extensión es esencial que te asegures de que es fiable. No instales más complementos de los realmente necesarios y siempre descárgalos desde plataformas oficiales, como la propia tienda del navegador, y no desde sitios de terceros que puedan ser un fraude.

También debes proteger el dispositivo que vas a utilizar para navegar. Es imprescindible que cuentes con un buen antivirus, ya que esto ayudará a detectar amenazas en forma de malware o cualquier problema que aparezca. Igual que es buena idea elegir un buen navegador por seguridad, también lo es elegir bien el antivirus.