Para qué sirve tener una VPN en el móvil cuando estás fuera de casa

Cuando estamos en casa y queremos conectarnos a Internet con nuestro smartphone, siempre elegimos la conectividad WiFi por su rapidez y baja latencia, además, no tenemos ningún tipo de límite como sí ocurre con muchas tarifas de datos 4G y 5G que tenemos hoy en día. Sin embargo, al irnos fuera de casa tenemos la posibilidad de conectarnos con nuestra tarifa de datos o a un WiFi público. Hoy os vamos a explicar para qué te sirve tener una VPN en el móvil cuando estás fuera de casa, ya que hay dos tipos de VPN que puedes utilizar.

VPN hacia el servidor de casa

Si montamos un servidor VPN en casa, ya sea en un servidor NAS o directamente en nuestro router, podremos conectarnos con nuestro smartphone desde cualquier lugar como si estuviéramos en nuestra casa. Gracias a montar una VPN en casa, tenemos la posibilidad de que todo el tráfico de nuestro smartphone, ya sea a través de la red de banda ancha móvil o de un WiFi público, vaya en un túnel cifrado y seguro hasta el servidor, y una vez que esté aquí, salga a Internet a través de nuestra conexión a Internet de casa.

Este tipo de VPN es ampliamente utilizada para los siguientes casos:

  • Acceso a la red local. Si nos conectamos al servidor VPN desde el exterior, vamos a poder acceder a la red local doméstica como si estuviéramos realmente conectados vía cable o WiFi en casa.
  • Imprimir desde cualquier lugar. Al estar en la red local, vamos a poder imprimir cualquier cosa como si estuviéramos en la red local físicamente.
  • Compartir archivos y carpetas. Vamos a poder compartir archivos y carpetas de forma fácil y rápida, accediendo a través de la IP privada de los diferentes equipos, y todo ello como si estuviéramos en la red local, aunque lógicamente la velocidad de nuestra conexión no será tan elevada, ya que dependemos de una conexión a Internet vía 4G o 5G o bien conectividad WiFi.
  • Navegar seguro en redes inseguras. Todos conocemos los peligros de las redes inalámbricas WiFi públicas, aunque estén con contraseña, si todos los usuarios conocen esta clave van a poder descifrar el tráfico de manera fácil y rápida. Gracias a la conexión a nuestro servidor VPN, todo el tráfico de red desde nuestro smartphone hasta el servidor irá completamente cifrado y autenticado, con el objetivo de evitar los típicos ataques Man in the Middle que todos conocemos.

Tal y como podéis ver, utilizar un servidor VPN en casa y conectarnos a él, nos proporciona muchísimas ventajas y puntos fuertes. Si todavía no tienes uno, os recomendamos leer nuestro tutorial de configuración de OpenVPN y también configurar la VPN WireGuard en casa.

Usar servicios VPN de terceros

Si no instalamos y configuramos un servidor VPN en casa, entonces podemos utilizar servicios VPN de terceros como la VPN WARP de Cloudflare, una VPN totalmente gratuita y que funciona realmente bien. Los servicios VPN de terceros no nos permiten acceder a nuestra red local doméstica, ni poder imprimir remotamente ni tampoco compartir archivos y carpetas, pero sí se encargan de cifrar toda la comunicación de extremo a extremo para proteger nuestra privacidad y seguridad.

Este tipo de VPN de terceros es ampliamente utilizada para los siguientes casos:

  • Añadir una capa de cifrado a todas las comunicaciones, ideal por si nos conectamos a redes WiFi públicas con nuestro móvil. Esto significa que todo el tráfico de red irá desde nuestro smartphone hasta el servidor VPN, y una vez aquí, irá a Internet
  • Evadir bloqueos regionales de determinados servicios de Internet. Esto nos permite poder conectarnos a diferentes países para acceder a sus contenidos audiovisuales sin restricciones por estar en España.
  • Filtrar anuncios molestos y malware a la hora de navegar por Internet.

Tal y como podéis ver, tenemos dos usos muy diferentes de las VPN instaladas en casa y las VPN de terceros, en ambas todo el tráfico va cifrado y autenticado, haciendo uso de diferentes protocolos como IPsec, OpenVPN o WireGuard. Si queremos acceder a los recursos de casa, tendrás que instalar un servidor VPN en el router o NAS, pero si solamente quieres navegar seguro, evadir bloqueos y filtrar contenido malicioso, una muy buena forma de hacerlo es usar una VPN de terceros.

¡Sé el primero en comentar!