Comprueba si tu Wi-Fi es seguro con estos pasos

Comprueba si tu Wi-Fi es seguro con estos pasos

Javier Jiménez

Las redes inalámbricas son hoy en día muy importantes para nuestras conexiones. Cada vez son más los equipos que tenemos con acceso a Internet y esto hace que nuestra red deba estar siempre asegurada para evitar problemas. En este artículo mostramos una serie de puntos a tener en cuenta para saber si nuestro Wi-Fi es seguro. El objetivo es evitar intrusos que puedan afectar al buen funcionamiento y también a la privacidad.

Cómo saber si el Wi-Fi es seguro

Es bastante común encontrarnos con redes inalámbricas desprotegidas, con cifrados obsoletos o que en definitiva no cuentan con todo lo necesario para evitar intrusos. No obstante, contar con una red segura es sencillo si tenemos en cuenta una serie de pasos que no pueden faltar. De esta forma lograremos que los dispositivos que estén conectados a ese Wi-Fi también estén a salvo de problemas.

Ver si hemos cambiado valores de fábrica

Algo básico que debemos tener en cuenta cuando nos preguntamos si un Wi-Fi es seguro es saber si hemos cambiado los valores de fábrica que vienen al adquirir un router. ¿Qué significa esto? Por ejemplo el nombre de la red inalámbrica, configuraciones de acceso al router, etc.

Dejar el nombre de red que viene de fábrica es un problema, ya que lo normal es que exponga el modelo de dispositivo que tenemos, así como incluso la operadora que hemos contratado. Esto facilitaría la tarea a los piratas informáticos que quieran entrar en la red.

Comprobar que nuestras contraseñas sean fuertes

Por supuesto tenemos que saber también si nuestras claves son complejas. No solo los referimos a la contraseña del Wi-Fi, sino también a la clave para poder acceder al propio router. Ambas son muy importantes.

Una contraseña segura debe contener letras (mayúsculas y minúsculas), números y otros símbolos especiales. Por supuesto no debe ser la que viene predeterminada con el aparato, sino que debemos cambiarla por otra totalmente aleatoria y única.

Ataque por fuerza bruta para romper contraseñas

¿Tenemos un cifrado obsoleto?

Pero no solo es la contraseña que tengamos, sino también el tipo de cifrado. Como sabemos existen diferentes y no todos son seguros hoy en día. Hay que evitar cifrados que son obsoletos, como el caso de WEP. De lo contrario podríamos tener una red Wi-Fi expuesta a posibles ataques que exploten este tipo de cifrado.

Por tanto, además de crear una clave fuerte debemos asegurarnos de que nuestro router está utilizando un cifrado fiable, que no cuente con vulnerabilidades de ningún tipo. Os dejamos otro artículo para saber si usamos el cifrado Wi-Fi más seguro.

Ver los dispositivos que se han conectado

Otra pista que nos puede dar para saber si nuestro Wi-Fi está seguro es comprobar qué dispositivos se han conectado. El router permite acceder para ver los equipos que se han conectado recientemente y comprobar así si hay algo raro.

En caso de que veamos algún dispositivo que no debería de estar ahí, algún móvil, ordenador o cualquier equipo ajeno a nosotros, eso podría ser una señal de que nuestra red es insegura y han logrado entrar.

Hacer un pentesting

También podemos tener en cuenta la posibilidad de realizar una prueba de acceso a nuestra red. Tenemos muchas opciones en este sentido y es una manera interesante de comprobar si realmente tenemos un Wi-Fi seguro y protegido frente a posibles ataques.

En otro artículo mostramos algunas herramientas de pentesting a redes. Así conoceremos si tenemos alguna vulnerabilidad que hay que corregir.

Router actualizado

Una manera más de saber si nuestro Wi-Fi está seguro es ver si realmente tenemos actualizado el firmware del router. Esto es muy importante, ya que tener un dispositivo desactualizado podría dejar abiertas ciertas vulnerabilidades que podrían ser explotadas y ponernos en riesgo.

Es por ello que contar con las últimas versiones siempre es algo muy recomendable, más aún cuando se trata de dispositivos conectados permanentemente a la red. Conviene asegurarnos de que tenemos las últimas versiones instaladas.

En definitiva, estas son algunas cuestiones básicas que debemos tener en cuenta para saber si nuestro Wi-Fi es seguro. ¿Está el dispositivo seguro?