Por esto puede ser peligroso el modo de incógnito de Chrome

Al navegar por Internet en Chrome podemos hacerlo en modo de incógnito. Es una opción que a veces se interpreta como más segura o privada, pero tiene muchos matices. Es importante saber realmente cómo funciona. En este artículo vamos a hablar de por qué puede llegar a ser un problema de seguridad. Vamos a explicar hasta qué punto podría llegar a ser todo lo contrario de lo que pensamos.

El modo de incógnito puede ser inseguro

¿Qué significa el modo de incógnito de Chrome? Básicamente quiere decir que nuestro navegador no va a almacenar datos de la navegación. Por ejemplo no va a guardar el historial de búsquedas o de sitios visitados. Pero eso no significa que estemos protegidos o que nuestros datos no corran peligro. De hecho, en ocasiones puede llegar incluso a ser más peligroso.

Las extensiones no funcionan predeterminadas

El primer motivo por el que puede ser peligroso el modo de incógnito es que no funcionan las extensiones de forma predeterminada. Es decir, si por ejemplo tenemos un antivirus instalado en Chrome, no se activaría cuando entremos en este modo. No tendría la capacidad para protegernos, para evitar la entrada de malware o sufrir problemas.

No obstante, es posible configurar el navegador para que los complementos funcionen incluso si entramos en modo privado. Pero es algo que, si no lo configuramos, puede volverse en nuestra contra. Por ejemplo extensiones que nos permiten redireccionar páginas a la versión HTTPS, las que actúan como VPN para navegar en redes Wi-Fi públicas con mayor seguridad, etc.

Falsa sensación de seguridad

En este caso estamos ante un problema que no es tanto del modo de incógnito de Chrome, sino de la propia percepción del usuario. Podemos tener una falsa sensación de que estamos más protegidos, de que nuestros datos van a correr menos peligro o que vamos a evitar la entrada de malware.

Sin embargo, todo esto puede ocurrir aunque estemos navegando en modo de incógnito. Los riesgos no cambian, ya que podemos hacer clic en un enlace falso e iniciar sesión y perder la cuenta, podemos abrir un archivo adjunto malicioso que nos llega por correo y que en realidad es malware o cometer cualquier otro error que pueda afectar a la seguridad y privacidad.

Por tanto, la falsa sensación de estar protegidos es otro motivo por el cual el modo de incógnito de Chrome puede llegar a ser peligroso. Eso sí, en este caso la manera de protegernos es tan sencilla como tomar las mismas precauciones que cuando navegamos normal.

Contraseñas más expuestas

Otra causa por la que el modo privado puede ser peligroso es que podemos exponer más las contraseñas. Pensemos en que hemos sido víctimas de un keylogger y va a recopilar todas las claves y pulsaciones de teclas que pongamos. Si navegamos en una ventana normal, posiblemente iniciemos sesión de forma automática, ya que podemos almacenar las claves en el navegador.

En cambio, si entramos en modo de incógnito vamos a tener que poner la clave de acceso. Van a quedar más expuestas ante posibles amenazas como un keylogger o incluso ataques Phishing si entramos en un enlace falso y no nos damos cuenta y creemos que por estar en modo de incógnito debemos poner la clave nuevamente.

En definitiva, como vemos es posible que el modo de incógnito del navegador se convierta en un problema real de seguridad. Debemos tomar medidas siempre para navegar con seguridad y no cometer errores que puedan llegar a afectarnos y comprometer la privacidad de nuestros equipos.

¡Sé el primero en comentar!