La protección DDoS en el gaming es el nuevo reto de los fabricantes

Los ciberdelincuentes siempre andan buscando nuevas formas de obtener beneficios. Ahora han puesto su punto de mira en la industria gaming. La pandemia ha cambiado nuestra forma de trabajar y las empresas han tenido que adaptarse al trabajo remoto y también a los ciberataques a sus infraestructuras. Por otra parte, también ha habido un incremento del entretenimiento on-line que ha atraído un gran aumento de nuevos jugadores en Internet. Eso ha hecho también que los piratas informáticos busquen nuevas maneras de ingresos. En este artículo vamos a ver la protección DDoS en la industria gaming, un nuevo reto al que se tiene que enfrentar tanto empresas como jugadores.

Extorsión que sufren los gamers y empresas de juegos

Últimamente se están viendo campañas de triple extorsión que combinan ataques de DDoS con ransomware y robo de datos. En ese aspecto, un dato preocupante es que ya los jugadores comunes pueden alquilar una botnet de manera fácil y económica. Con ella consiguen engañar o interrumpir a los adversarios mediante una práctica desleal que consiste en un ataque de DDoS propio.

Un ejemplo sería lo que sucede con el popular juego Titanfall 2, que debido a este tipo de ataques, se ha vuelto prácticamente injugable. En este caso su editor, aparentemente lo ha abandonado y se ha centrado en defender sus títulos más modernos de ataques similares. El aumento de estos ataques plantea un desafío urgente para la industria del juego que deben lograr un nivel de protección DDoS si no quieren que los jugadores les abandonen. Quizás te interese conocer cómo saber si estamos sufriendo un ataque DDoS y cómo evitarlo.

El peligro de los ataques DDoS

Un ataque DDoS tiene como objetivo sobrecargar la red de la víctima con una gran cantidad de tráfico ilícito desde muchas ubicaciones distintas. Frecuentemente, estos ataques se realizan con una botnet, que es una red de computadoras y dispositivos que han sido infectados por malware y están bajo el control del pirata informático. Una orden del ciberdelincuente puede hacer que miles de miembros de la botnet apunten a una dirección IP determinada, provocando que los sistemas de la víctima se bloqueen.

La facilidad de lanzar un ataque DDoS lo convierte en una táctica muy apreciada para jugadores tramposos. Cuando se ataca al adversario, el atacante puede hacer que su sesión sea lenta o no pueda jugar, y entonces obtiene una ventaja competitiva significativa. Los desarrolladores de software se están tomando el problema en serio. Por ejemplo, Activision y Ubisoft han prohibido el acceso a los jugadores que hayan utilizado ataques DDoS para hacer trampas para volver a jugar. Por otro lado, Ubisoft presentó una demanda contra los operadores de cuatro servicios de alquiler de servicios DDoS que se habían utilizado para lanzar ataques a sus juegos.

En el momento que cada milisegundo importa mucho, las medidas reactivas de protección DDoS tradicionales resultan ineficaces para los jugadores afectados. Por otra parte, en lugar de esperar a que ocurra un ciberataque y luego responder, los desarrolladores de juegos deben adoptar un enfoque proactivo para la protección DDoS. Una forma de implementarlo sería con Zero Trust que es un modelo de seguridad basado en la idea de que las empresas no deben confiar automáticamente en nada dentro o fuera del perímetro de la red. En ese aspecto, antes de permitir el acceso a sus sistemas, el operador debe comprobar que tenemos derechos de acceso legítimos. Además, una vez que estemos participando en el juego, el jugador debe continuar siendo revisado para evitar que los jugadores autenticados se vuelvan tramposos.

Los fabricantes de routers gaming protegen a los jugadores

Los fabricantes de routers gaming, cada vez se toman más en serio la protección DDoS. Por esa razón, cada vez sus productos cuentan con una CPU con mayor capacidad de procesamiento y también más memoria RAM. El otro punto en el que están trabajando mucho para mejorar nuestra seguridad es en el firewall. Los routers gaming generalmente disponen de un firewall muy configurable y optimizado para mitigar ataques DDoS. Así este tipo de routers tienen sistemas para mitigar los posibles ataques de denegación de servicio que nos realicen. En ese aspecto no los podremos evitar, pero sí se puede reducir descartando todos los paquetes que llegan a la WAN.

Cuando nos están realizando un ataque DoS o DDoS, el procesador principal del router trabaja mucho en descartar todos los paquetes maliciosos que le lleguen, por este motivo, es muy importante contar con routers de alto rendimiento que tengan un procesador muy potente, a ser posible, que incorporen los nuevos Broadcom que son Quad-Core a 1.8GHz o los nuevos Qualcomm que son Quad-Core a 2.2GHz. Ambos modelos solamente los incorporan los routers gaming de gama alta de los principales fabricantes como ASUS o NETGEAR entre otros. Si estás buscando uno con estas características, aquí tienes un consejos para elegir un buen router gaming.

¡Sé el primero en comentar!