Cómo podrían robar lo que tengo guardado en la nube

Utilizar plataformas en la nube para almacenar archivos se ha convertido en algo muy común entre los usuarios. Tenemos un amplio abanico de posibilidades para todo tipo de dispositivos. Incluso podemos contar con la opción de nube privada o nube pública. Sin embargo, sea cual sea la que utilicemos, podemos tener problemas de seguridad. Vamos a hablar de qué podría ocurrir para que roben los datos que tenemos almacenados.

El robo de datos en la nube, un problema presente

Mantener protegido un equipo es fundamental, pero más aún cuando tenemos almacenada información importante. No importa si somos un usuario doméstico o formamos parte de una empresa u organización, siempre debemos evitar que los archivos queden expuestos y que puedan robarlos. Hay diferentes puntos a tener en cuenta.

Robo de cuenta

Uno de los métodos más recurridos para el robo de archivos en la nube es acceder de forma indebida a una cuenta. Esto puede ocurrir si por ejemplo somos víctimas de un ataque Phishing y un ciberdelincuente logra entrar en la cuenta de Dropbox, Google Drive o cualquiera que utilicemos.

Tener acceso a la contraseña de nuestra cuenta va a exponer todos nuestros datos. Es sin duda una de las cuestiones a tener en cuenta y ser conscientes de la importancia de tener todo correctamente protegido.

Filtración de datos

A veces el problema llega cuando se produce una filtración en el servicio de almacenamiento en la nube que estamos utilizando. Esto no es algo que dependa directamente del usuario, ya que podría tratarse de un error que aparece en la plataforma en la que confiamos.

Esto es muy problemático, ya que en ocasiones puede quedar expuesto todo el contenido que tenemos. Hemos visto casos de filtraciones de datos importantes que han afectado a muchas organizaciones y plataformas online.

Vulnerabilidades

En este caso principalmente nos referimos a las vulnerabilidades que pueden aparecer en los dispositivos que estamos utilizando. Algo que utilizan muchos usuarios es el hecho de tener un servidor NAS para gestionar todo el contenido.

Sin embargo estos dispositivos podrían tener vulnerabilidades. A fin de cuentas son aparatos conectados a la red y un fallo podría permitir que un atacante llegara a recopilar datos personales e incluso acceder a todo el contenido.

Malware en el equipo

Por supuesto no hay que olvidarse de la posibilidad de que nuestro equipo sea atacado por alguna de las muchas variedades de software malicioso. Podrían colarnos un troyano con el que controlar el sistema y acceder también a la nube, un keylogger para robar contraseñas, etc.

El malware es uno de los problemas más importantes para los dispositivos conectados a la red. Esto hace que debamos extremar aún más las precauciones cuando vamos a navegar por Internet con cualquier equipo.

Consejos básicos para proteger el almacenamiento en la nube

Por todo esto que hemos mencionado es muy importante tener en cuenta la importancia de proteger los datos en la nube. Siempre hay que elegir un buen servicio de almacenamiento en la nube, pero independientemente de eso tendremos que evitar problemas que puedan quedar expuestos los datos.

Podemos mencionar la importancia de mantener la seguridad en nuestros equipos. Hemos visto que algunas de las estrategias pueden basarse en la entrega de malware. De ahí que tener un buen antivirus o firewall pueda ser imprescindible.

Pero también lo será el sentido común. Es vital no cometer errores que puedan exponernos. Por ejemplo tener cuidado con dónde iniciamos sesión, no hacer clic en links que puedan ser un peligro, etc. Todo esto podría ayudarnos a reducir el riesgo.

Sin duda otra recomendación muy importante es la de actualizar todos los dispositivos y sistemas que usamos. Esto nos permitirá evitar ciertas vulnerabilidades que puedan aparecer. Una manera más de lograr que todo funcione  bien y además de forma segura.