Este truco saca información de los usuarios en Internet sin que se den cuenta

Los datos personales tienen un gran valor en la red. Siempre que navegamos, nuestra información podría quedar expuesta y terceros podrían utilizarla para lucrarse. Además podríamos ser víctimas de ataques de suplantación y otros problemas derivados. En este artículo nos hacemos eco de un nuevo truco que está funcionando a aquellos que buscan constantemente la manera de obtener información personal en la red.

Nuevo truco para conseguir información de los usuarios

Son muchos los métodos que pueden utilizar para este fin. Buscan constantemente la manera de recopilar datos personales al navegar, utilizar servicios y plataformas en Internet. Así podrían incluirnos en campañas de Spam, enviar publicidad orientada o incluso venderlo a terceros para obtener ingresos económicos.

Sin embargo los usuarios cada vez están más alerta en Internet y cometen menos errores. No confían tanto en ese e-mail que reciben y que le pide datos, desconfían también al instalar programas al asegurarse de que la fuente sea legítima, etc. Pero claro, los piratas informáticos, los atacantes en definitiva, también perfeccionan constantemente sus técnicas para lograr el objetivo.

En este caso se basa más bien en una nueva técnica, un truco, con el que logran no ser tan directos con los usuarios y que no desconfíen tanto. ¿En qué consiste? Simplemente en preguntar la información que quieren recopilar y confiar en que los usuarios se la den. Es algo que afecta tanto a aquellos que utilizan dispositivos móviles como también ordenadores.

Básicamente lo que hacen es no hacer preguntas o no buscar obtener datos personales de gran valor de primeras. Según un grupo de investigadores de la Universidad Ben-Gurion del Negev, si los atacantes estructuran correctamente las preguntas van a tener más probabilidad de éxito. Logran que, en cierta medida, los usuarios den esa información sin darse cuenta, ya que es poco a poco.

Robo de datos en Internet

Preguntas de menor a mayor relevancia

Este truco consiste en solicitar información personal de menos importante a más privada. Así, en orden ascendente, no provocan un impacto tan grande de primeras a los usuarios que podrían negarse a dar esos datos. Esto lo utilizan tanto en sitios web como también en aplicaciones. Podemos decir que primero intentan ganarse la confianza poco a poco de los usuarios, para finalmente solicitar datos más personales y que puedan ser utilizados en su contra, ya que tienen más valor.

También indican que los sitios web pueden manipular a los usuarios y lograr que pongan más datos personales al dividirlos en varias páginas. De esta forma en una primera pedirían datos más genéricos, que no provocaran el rechazo de los visitantes, mientras que en las siguientes páginas ya sí solicitarían información más relevante y personal.

En definitiva, lo que buscan con este truco o técnica es simplemente ir de menos a más a la hora de pedir información a los usuarios. Así hay menos riesgo de que rechacen dar esos datos y puedan lograr el objetivo final. Esto hace que, lógicamente, puedan comprometer la privacidad de los usuarios en la red, algo que es muy importante proteger.

Como vemos, son muchos los datos que podemos exponer simplemente por navegar por Internet o usar servicios y plataformas. Esto hace que sea esencial tomar medidas de precaución y proteger nuestros datos. El objetivo no es otro que evitar que terminen en manos de terceros que puedan utilizarlo en nuestra contra. Os dejamos un artículo con consejos para mantener la privacidad en Internet.

¡Sé el primero en comentar!