Estos programas pueden afectar a tu WiFi

Estos programas pueden afectar a tu WiFi

Javier Jiménez

Tener una buena conexión de Internet no siempre es posible. A veces podemos encontrarnos con limitaciones a la hora de navegar por la red, pérdida de cobertura o incluso que se bloquee la conexión. Esto es más común cuando nos conectamos de forma inalámbrica. Ahora bien, ¿qué programas pueden afectar al WiFi? Vamos a hablar de algunas aplicaciones que puede que tengas instaladas y que estén ralentizando la conexión sin que te des cuenta.

Aplicaciones que más ralentizan el WiFi

Cuando el ancho de banda es limitado o si la cobertura no es óptima y no llega buena velocidad, cualquier programa que afecte a la conexión puede significar que la velocidad disminuya mucho. Por ello conviene saber qué puede ralentizar el WiFi y tomar medidas en caso de que sea necesario.

VPN

Sin duda un programa que va a hacer que el WiFi funcione peor es tener una VPN. Son aplicaciones muy útiles, ya que sirven para cifrar la conexión y poder navegar en redes públicas con seguridad y también evitar bloqueos geográficos. Sin embargo es un hecho que pueden hacer que la velocidad disminuya notablemente.

Por tanto, si tienes instalada una VPN y ves que el WiFi no va rápido, piensa que puede ser esta la causa. Si necesitas usar este tipo de aplicación para navegar, puedes probar conectándote a otro servidor o incluso instalar otro programa diferente. No todas funcionan igual, por lo que elegir la mejor VPN es importante.

Firewall o antivirus

También hay que mencionar que los programas de seguridad podrían afectar a tu WiFi. No hay dudas de que son muy importantes para evitar ataques y lograr que todo funcione bien, pero a veces pueden interferir en la conexión y ralentizar la red inalámbrica. Esto dependerá, una vez más, de qué aplicación utilices.

Principalmente el firewall es lo que puede afectar al WiFi. Tal vez lo tengas más configurado o ese cortafuegos en concreto que utilizas no funciona bien y genera este tipo de problemas. Pero también puede pasar con el antivirus, ya que podría generar conflictos y dar lugar a pérdida de velocidad.

Esto último ocurre especialmente cuando instalamos más de un antivirus. Eso es un error y no es para nada aconsejable. Lo mejor es que elijas un buen antivirus y protejas tu sistema. El propio Windows Defender es una buena opción, pero hay muchas opciones tanto gratuitas como de pago.

Medidas de seguridad de Windows

Programa de descargas abierto

¿Tienes algún programa de descargas ejecutándose? Por supuesto esta puede ser la causa de que tu WiFi vaya lento. Este tipo de aplicaciones van a consumir bastante ancho de banda y puede llegar a ralentizar una conexión, especialmente cuando te llega una señal débil o no tienes una tarifa muy amplia contratada.

Piensa, por ejemplo, en un programa P2P. Has descargado algo, como puede ser una distribución de Linux, pero la sigues manteniendo abierta. Aunque no te des cuenta, ese programa en ejecución va a seguir compartiendo archivos con otros usuarios que lo estén descargando. Por tanto, tu conexión de Internet podría verse lastrada.

La nube sincronizándose

El uso de la nube ha crecido mucho en los últimos años. Programas como Dropbox, OneDrive o Google Drive son muy útiles. Puedes configurar carpetas para que se sincronicen automáticamente y así crear copias de seguridad para poder acceder a ellas desde cualquier lugar a través de Internet.

Pero claro, este proceso necesita consumir recursos de una conexión de Internet. Si estás conectado por WiFi y cualquiera de estos programas está sincronizándose, vas a notar que se ralentiza la velocidad. Dependerá también de la cantidad y el tamaño de los archivos que estés sincronizando, pero si son carpetas de varios gigas, como pueden ser vídeos, lo puedes notar bastante.

Aplicaciones actualizándose

Algo similar ocurre con las actualizaciones automáticas. Esto ocurre con las propias actualizaciones del sistema, como puede ser Windows, pero también con otros programas que tengas instalados. Aunque no te des cuenta, este proceso está descargando muchos archivos de Internet.

Por tanto, las actualizaciones automáticas también pueden afectar a tu WiFi y puedes notar que va más lento e incluso tener problemas para abrir ciertas aplicaciones, ver vídeos en Streaming en alta calidad o descargar archivos.

En definitiva, estos programas pueden afectar a tu WiFi aunque no te des cuenta de que realmente están iniciados o que pueden ser la causa del problema. Si tienes problemas con la velocidad de Internet, puedes tener en cuenta la posibilidad de que se trate de alguna aplicación que está ejecutándose.

¡Sé el primero en comentar!