5 consejos para que no te roben al usar un WiFi público en Semana Santa

Siempre que nos conectamos a una red pública corremos el riesgo de que nuestros datos se vean comprometidos. Hay muchos tipos de ataques que aprovechan esta circunstancia para robar información o colar malware. Por ello, en este artículo queremos dar 5 consejos esenciales para utilizar un WiFi público con total seguridad. De esta forma evitarás que tus datos personales puedan ser robados y navegarás con mayor protección.

Recomendaciones al usar un WiFi público

Cuando te conectas a una red en un centro comercial, un aeropuerto o un restaurante, realmente no sabes quién puede estar detrás. No sabes si la han creado con buenas intenciones o el objetivo que tienen es ver todo lo que envías y recibes. Y aquí debemos incluir las contraseñas también. Hay ciertos consejos que debes tener en cuenta.

Evita comprar o pagar

El primero de ellos es evitar realizar una compra o un pago cuando estés conectado a una red que puede ser peligrosa. Esto también aplica a iniciar sesión en cuentas sensibles o exponer cualquier tipo de dato que pueda ser interceptado por un atacante y comprometer tu privacidad.

Cuando realizas una compra o hace un pago, estás realizando una transacción sensible. Los datos de tu tarjeta bancaria, por ejemplo, van a pasar a través de esa red. Si es insegura y ha sido creada para robar información de este tipo, puedes tener problemas. Por ello, nuestro consejo es no hacer compras o pagos cuando estés en una red pública. Puedes ver cómo ayudan las páginas HTTPS en redes públicas.

Cuidado con los datos personales al conectarte

Otro punto muy importante es tener cuidado con los datos personales a la hora de conectarte a la red WiFi pública. Es común que tengas que rellenar una serie de información para poder entrar. Por ejemplo suelen pedir el número de teléfono, correo electrónico y aceptar unos términos.

Es importante que veas muy bien qué estás aceptando, ya que podrías tener problemas. Nunca debes exponer más datos personales de los realmente necesarios. Siempre puedes optar por usar un correo electrónico alternativo para estas situaciones y así evitar que luego te inunden la bandeja de entrada de Spam.

Comprueba que la red es la real

Siempre que puedas, es necesario que compruebes que esa red a la que estás accediendo es realmente la que corresponde. Piensa, por ejemplo, en un restaurante donde vayas a comer. Tal vez un atacante haya creado una red WiFi con el mismo nombre del local para estafar y que la víctima caiga en la trampa.

Por tanto, lo que debes hacer es asegurarte de que realmente estás conectándote a una red legítima. Siempre verás un cartel con el nombre exacto o puedes preguntar. Así te asegurarás de que no estás entrando en un WiFi creado solo con malas intenciones y se aprovecha de un local o negocio.

Utiliza una VPN

Algo muy interesante para poder navegar por Internet con seguridad cuando lo hacemos a través de redes WiFi públicas es utilizar una VPN. Esto permite que la conexión vaya cifrada. Hay muchas opciones disponibles, tanto gratuitas como de pago, para todos los sistemas operativos. Nuestro consejo es usar un programa de garantías.

Lo que hace la VPN es evitar que un intruso pueda acceder a la información que envías o recibes. Es como si viajara en un túnel y no van a tener acceso. Por ejemplo ExpressVPN o NordVPN son dos opciones que funcionan muy bien.

Por qué la VPN guarda datos

Mantén protegido tu dispositivo

Por otra parte, más allá de tomar precauciones directamente relacionadas con la red WiFi, también debes proteger tu equipo. Esto ayudará a evitar problemas en caso de que te conectes a una red inalámbrica que no sea segura y puedas bajar algún malware sin darte cuenta o que puedan explotar un fallo.

Para mantener protegido el equipo es necesario contar con un buen antivirus. Esa es la base para evitar la entrada de virus y otras amenazas. Pero también es importante que tengas el sistema actualizado. Debes tener siempre las últimas versiones instaladas, ya que así lograrás corregir ciertos fallos de seguridad que puedan aparecer.

¡Sé el primero en comentar!