Estas son las limitaciones que tiene el WiFi, ¿cuándo se arreglará?

Estas son las limitaciones que tiene el WiFi, ¿cuándo se arreglará?

Javier Jiménez

Para navegar por Internet podemos hacerlo a través de redes inalámbricas o por cable. En los últimos años el Wi-Fi ha ganado un peso muy importante y está claro que es lo que más usamos para conectar nuestros móviles, tablets, televisiones… Ahora bien, ¿qué limitaciones tiene todavía esta tecnología? ¿Podrá mejorar en un futuro? De ello vamos a hablar en este artículo y verás qué problemas puedes tener todavía.

El Wi-Fi aún tiene limitaciones

Es cierto que el Wi-Fi de hoy en día no tiene nada que ver con el de hace unos años. Sin duda hay mejoras importantes, tenemos mayor velocidad y eso hace que realmente sea una alternativa al cable Ethernet. Pero aun así, todavía hay ciertas limitaciones que van a continuar al menos durante un tiempo.

Cobertura

Una de las limitaciones más importantes es la cobertura. No podemos conectarnos por Wi-Fi desde una distancia excesivamente grande sin que la velocidad disminuya o incluso sin quedarnos sin red. Es un problema que puede solucionarse si usamos algunos aparatos como repetidores, sistemas Mesh o PLC, pero aun así no siempre es posible.

Por tanto, una limitación que tiene el Wi-Fi en la actualidad sigue siendo la cobertura. Podemos realizar una instalación de cables Ethernet en nuestra vivienda y conectarnos desde varias decenas de metros sin problemas, pero no ocurre igual cuando nos conectamos de forma inalámbrica.

Incompatibilidad

Otro problema que con el paso del tiempo se irá solucionando es la incompatibilidad entre dispositivos. No tanto para poder conectarnos al Wi-Fi, ya que hoy en día la mayoría de aparatos pueden, sino para obtener resultados óptimos. ¿Qué significa esto? No todos los dispositivos actuales pueden utilizar el protocolo Wi-Fi 6, que es el último.

De esta forma, no todos los aparatos realmente van a poder conectarse a la máxima velocidad que actualmente permite el Wi-Fi. Y aquí debemos nombrar al router, como pieza clave para poder tener Internet, pero también cualquier otro aparato que conectemos, como un ordenador, móvil, tablet… Los modelos más actuales ya sí van incorporando Wi-Fi 6, pero no está presente en los más antiguos o de gama inferior.

Seguridad

Un problema que siempre ha afectado a las redes Wi-Fi es la seguridad. Aunque hoy es mucho más fiable que hace unos años, aún seguimos con ciertas limitaciones y hay determinados puntos que debemos tener en cuenta. Todavía queda camino por delante para poder hablar de seguridad plena, de al menos ser igual que usar un cable Ethernet.

¿Por qué decimos esto? Por ejemplo están las redes públicas. No podemos controlar quién está detrás de un Wi-Fi, ya que ha podido ser creado solo con el objetivo de robar datos. Si nos conectamos en redes en aeropuertos o centros comerciales, puede que haya un pirata informático dentro y esté espiándonos.

También, aunque en este caso el problema lo podemos solucionar fácilmente, está el riesgo de que un intruso llegue a entrar en nuestra red Wi-Fi. Esto lo podemos evitar si creamos una contraseña fuerte y tenemos siempre el router actualizado correctamente. Es un riesgo que siempre puede estar presente.

En definitiva, como ves hay ciertas limitaciones que todavía forman parte de la tecnología Wi-Fi. Es importante conectarnos con total seguridad y a veces tener en cuenta también la alternativa del cable Ethernet, ya que puede que resulte mejor. Algo interesante es encontrar el mejor canal Wi-Fi.

¡Sé el primero en comentar!