Ten esto en cuenta si vas a usar una VPN por WiFi

Utilizar una VPN es algo muy habitual hoy en día. Tenemos aplicaciones disponibles tanto para ordenador como para dispositivos móviles. Sin embargo hay que tener en cuenta que la velocidad de navegación no siempre es la mejor y que incluso podemos tener problemas. ¿Qué ocurre si usamos una VPN y WiFi al mismo tiempo? De ello vamos a hablar en este artículo. Daremos también algunos consejos para disminuir los posibles problemas que puedan aparecer.

VPN y WiFi no siempre va bien

Podemos decir que si buscamos la máxima velocidad de Internet, el uso de las redes inalámbricas puede hacer que esto no sea posible. Es una realidad que las redes Wi-Fi tienen limitaciones, que pueden provocar cortes o inestabilidad. Esto no suele ocurrir si usamos una conexión por cable. Al menos no si todo funciona correctamente.

Si a esto le unimos que las VPN suelen afectar bastante a la velocidad de la conexión, la combinación de VPN y Wi-Fi no siempre va a ir bien y podemos tener problemas para navegar. Esos problemas principalmente van a ser de velocidad, pero también podemos notar cortes continuos.

Básicamente esto ocurre porque una conexión débil va a hacer que la VPN funcione aún peor. En caso de que estés conectado a una red que no funcione correctamente, que la cobertura sea muy limitada, podrías tener problemas si utilizas además un programa de este tipo para cifrar la conexión y que todo pase por él.

¿Significa esto que es mala idea usar una VPN y Wi-Fi al mismo tiempo? Para nada es así, ya que incluso es muy aconsejable cuando te conectes a redes inalámbricas públicas, como puede ser un centro comercial o aeropuerto. Pero sí debes tener en cuenta que la velocidad puede estar muy limitada, especialmente cuando la cobertura no es la mejor.

Consejos para evitar problemas

Por tanto, vamos a darte algunos consejos para lograr que tu VPN funcione lo mejor posible cuando te conectes por Wi-Fi. El objetivo es minimizar el daño y evitar que la conexión sufra pérdidas de velocidad o incluso cortes que hagan que sea muy difícil navegar correctamente por la red.

Usa una buena VPN

Lo más importante es utilizar una buena VPN. Hay muchas opciones disponibles, tanto gratuitas como de pago. Sin embargo no todas ellas van a funcionar igual. Eso sí, el precio de una VPN no hace que vaya a ser buena siempre. Por ello conviene que siempre busques información y te asegures de que ese programa que vas a usar cumpla con las expectativas.

Esto es algo que debes aplicar sin importar si vas a utilizar una aplicación para móvil o para ordenador. Podemos decir que las que son gratuitas suelen dar más problemas. Incluso pueden llegar a poner en riesgo la seguridad y privacidad, más allá de solo afectar al rendimiento. Algunas opciones como ExpressVPN o NordVPN son buenas alternativas.

Elige el mejor servidor

Pero para lograr una buena velocidad al usar la VPN con el Wi-Fi no solo basta con elegir buen programa; es igualmente necesario utilizar un buen servidor. Eso sí, ambas cosas van a estar ligadas ya que las buenas VPN son las que ofrecen más servidores disponibles y podremos elegir mejor.

Por tanto, puedes probar a conectarte a varios servidores hasta que veas cuál funciona mejor. La diferencia puede ser importante, por lo que es conveniente que te tomes tu tiempo para analizar de qué manera vas a poder optimizar la conexión por medio de una VPN y redes inalámbricas.

Intenta mejorar la conexión Wi-Fi

Una opción más, aunque no esté directamente relacionada con la VPN, es mejorar la conexión Wi-Fi. Esto ayudará a que la velocidad sea la adecuada y no tener problemas cuando navegues por Internet. A veces la cobertura llega muy limitada y eso impide que funcione bien y aparecen los molestos cortes.

¿Qué podemos hacer? Por ejemplo instalar un repetidor Wi-Fi, un sistema Mesh o dispositivos PLC. Todas estas opciones van a permitir mejorar la cobertura y poner fin a esas temidas zonas muertas que pueden lastrar el buen funcionamiento de la conexión.

En definitiva, como has podido ver es posible que aparezcan problemas al utilizar una VPN y conexión Wi-Fi. Es necesario siempre tomar ciertas medidas para lograr resultados óptimos y siempre debes tener en cuenta que la velocidad puede que no sea igual que si te conectas a Internet por cable.

¡Sé el primero en comentar!