Esto es lo que consume el router de casa siempre encendido

El consumo eléctrico que tenemos en nuestros hogares es una cosa que nos preocupa a todos. Al fin y al cabo, es un gasto que tenemos todos los meses y que también debemos abonar a nuestra compañía eléctrica. Todos queremos pagar lo mínimo posible en nuestras facturas, y de paso, hacer un consumo responsable de energía que puede beneficiar al medio ambiente. Si queremos ahorrar, lo primero que nos vamos a fijar en esos aparatos que tenemos encendidos las 24 horas del día. Uno de ellos seguramente será nuestro router que nos da acceso a Internet. En este artículo vamos a hablar de cuánto consume el router siempre encendido, y de si merece la pena que lo apaguemos por las noches o no.

Una de las primeras ideas que se nos va a ocurrir seguramente sea apagar el router al ir a la cama. ¿Merece la pena? ¿Debo hacerlo? ¿Siempre es beneficioso? ¿Tiene alguna consecuencia hacerlo? Vamos a intentar resolver todas estas cuestiones empezando sobre las ventajas e inconvenientes que puede tener que apaguemos el router.

Ventajas e inconvenientes de tener el router siempre encendido

Ahora es el momento de analizar qué no puede aportar tener nuestro router siempre encendido. Vamos a empezar por las ventajas que nos puede ofrecer:

  1. Vamos a tener conexión a Internet las 24 horas del día.
  2. Si tenemos telefonía VoIP, tendremos el teléfono siempre disponible sin tener cortes de comunicación.
  3. Vamos a poder tener servidores como FTP o VPN siempre en funcionamiento y habilitados, sin tener un corte en el servicio.

No obstante, hay que comentar que tener el router siempre encendido también tiene sus inconvenientes:

  • Un mayor consumo eléctrico que repercutirá en la factura de la luz.
  • Desgaste de los componentes hardware del router, aunque normalmente los routers están preparados para estar siempre encendidos.
  • Exposición frente a ataques de denegación de servicio externos y otros ataques desde Internet.

Por otro lado, si apagamos el router por la noche obtenemos una serie de cosas positivas:

  • Un menor consumo energético debido a que el router está apagado.
  • No tendremos servicio de VoIP y no podrán llamarnos al teléfono fijo.

Ahora vamos a resolver algunas dudas que muchos os habréis planteado. ¿Sucede algo si mantengo el router encendido las 24 horas del día? No pasa nada porque los routers están diseñados para estar funcionando todo el día. Eso no quita, como recomendamos desde RedesZone que de vez en cuando para su mejor funcionamiento apaguemos el router 30 segundos y lo reiniciemos.

También hay usuarios que afirman que estos aparatos se dañan y pierden rendimiento porque están siempre encendidos, y estar continuamente sometidos a los procesos que estos ejecutan.

Por otro lado, también hay un fenómeno llamado «chip creed», que si bien es muy poco frecuente, puede afectar a nuestro dispositivo. Si un router se deja encendido todo el día, genera una temperatura, que si se combina con una baja temperatura ambiente, hace que los sistemas del router estén sometidos a un proceso de contracción y dilatación, lo cual afecta negativamente a la vida útil del aparato.

¿Es bueno apagar el router? Sí, pero hay que hacerlo bien, para muy poco tiempo no merece la pena. En ese sentido, para unos pocos minutos o una hora no merece la pena, tiene que ser para varias horas para ahorrar la suficiente energía como para que merezca la pena.

Ventajas y desventajas de apagar el router

A la hora de decidir si apagamos el router en ciertos periodos de tiempo, siempre es bueno saber cuales son sus beneficios. Estos no solo nos pueden repercutir a nivel económico, pues también tiene sus beneficios para el propio dispositivo. Entre ellas:

  • Se puede ahorrar dinero en la factura de la luz.
  • Si el router funciona lento puede ayudarnos a que funcione mejor, debido al apagado y encendido que podemos realizar.
  • Estamos menos tiempo expuestos a posibles ataques.

Pero también tenemos una serie de desventajas las cuales es bueno tener en cuenta.

  • Nos quedamos sin conexión a Internet.
  • Nos quedamos sin teléfono fijo si tenemos VoIP.
  • Si tenemos servidores en casa, no podremos acceder a ellos mientras el router está apagado.

El aspecto más negativo, siempre será que el router sea menos duradero en el tiempo manteniendo sus funciones. Por lo cual someterlo a encendidos y apagados constantes puede ser negativo para este. De todas formas, estos aparatos están cada vez más preparados, están cada vez mejor fabricados y son más duraderos, por lo cual estos debates se reducen, ya que sufren mucho menos con estas acciones.

En todo caso, el hecho de apagar o dejar encendido el router siempre encendido dependerá en gran medida de los circunstancias de uso que le de cada persona, por ejemplo, llevando este pensamiento a la práctica unos sistemas de seguridad de una empresa que están a su vez conectados a un router lo más probable es que tienda a dejarse siempre encendido y solo se apagará en aquellos casos en los que este averiado o en el que vaya a realizarse un mantenimiento bien sea al propio router, a la red o a los demás aparatos que conforman dicho sistema de seguridad.

Por el contrario, si eres una persona que no hace un uso continuo de la red, y no tienes la necesidad constante de utilizar la conexión a internet en tus dispositivos si no que quizás solo te conectas un par de veces al día o un puñado a la semana, podrías evaluar apagar el aparato, aun así, el hecho de tener que estar constantemente encendiendo y apagando el router podría ser incluso un incordio, porque si en algún momento te olvidas o tienes algo de prisa o urgencia para revisar cualquier cosa en línea al encender el router aun tendrás que esperar que el aparato complete el ciclo de comprobaciones automáticas antes de estar conectado nuevamente a internet.

Hay personas que, debido a la mala publicidad, piensan que un router podría emitir radiación y que al ser un aparato que está encendido día y noche puede aumentar el riesgo que corren ellos o su familia, nada más lejos de la realidad, a pesar de que los routers sí que emiten en radiofrecuencias, está más que comprobado científicamente que estas no suponen ningún riesgo para la salud y que son completamente seguros incluso si duermes cerca de ellos, por lo que en ese sentido, no tienes nada de qué preocuparte.

Cómo medir el consumo eléctrico de un router

Una de las formas más sencillas para que podamos conocer el consumo que puede tener un router siempre encendido es utilizar un medidor de electricidad. Sí tenéis uno, esta sería vuestra mejor opción, de todas maneras, por unos 15 € podrías comprar uno.

No obstante, por un poco más de dinero podrías comprar un enchufe inteligente que nos aportaría más ventajas. Por ejemplo, además de ver la energía que estamos consumiendo, podríamos apagarlo y encenderlo desde nuestro smartphone.

Todos los enchufes inteligentes funcionan a través de conexiones inversas gracias al Cloud del fabricante, por este motivo, te funcionarán tanto si te conectas vía WiFi en la misma red local, como también a través de los datos móviles. También otra ventaja que nos ofrecen es que admiten un programador horario con los que podremos encender y apagar los dispositivos que estén conectados a ellos a la hora que establezcamos.

En este caso para hacer este tutorial he utilizado un:

  1. Router FRITZ!Box 7530.
  2. Un enchufe inteligente TP-Link.

Si queremos medir el consumo de nuestro router FRITZ!Box desenchufamos su adaptador de corriente. Luego, lo insertamos en el enchufe inteligente y lo volvemos a conectar al enchufe convencional.

Para que los datos sean lo más fiables posibles cuantas más horas esté encendido más exacto será el cálculo.

El consumo del router siempre encendido

En la configuración web del router FRITZ!Box 7530 he accedido a su monitor de energía para que os hagáis una idea de la carga de trabajo que tiene este router.

Aquí se puede apreciar que tengo la CPU al 67 %, seis dispositivos conectados a la red Wi-Fi y otros tres por cable de red. Estos serían aproximadamente los dispositivos que tengo en mi red doméstica, aunque a veces pueden ser alguno más sobre todo por Wi-Fi.

Tras 12 horas en funcionamiento con diferentes cargas de trabajo, he accedido a la app del móvil para ver el consumo de energía que tendría el router siempre encendido. Estos son son los resultados que he obtenido de esta medición:

En cuanto a la potencia actual, el router consume de media aproximadamente 4.64 Vatios. Si nos quedamos observando su consumo, varía entre 4.50W y 4.75 W dependiendo de la carga de trabajo que tenga. En cuanto al consumo total es de 0.05 kWh (kilo Vatios hora) que es como se tarifica el consumo de la luz.

También hay que señalar que podríamos obtener un ahorro energético sin tener que apagar el router que consistiría en usar el programador horario del Wi-Fi del router ajustándolo a nuestras necesidades. Evidentemente, con el Wi-Fi apagado va a reducir notablemente el consumo energético de nuestro router.

¿Cuánto nos cuesta tener nuestro router siempre encendido?

Actualmente, existen varías tarifas de la luz, una de las más comunes y que suele tener mucha gente es la que viene regulada en función del tramo horario que usemos. Si queremos calcular el gasto que supone tener nuestro router siempre encendido necesitamos dos cosas:

  1. El consumo kWh de nuestro router que vimos como obtenerlo en el apartado anterior.
  2. El precio de kWh que nos van a cobrar las principales compañías de la luz.

Ahora nos toca averiguar el precio de ese kWh como puede variar os dejo la web de donde he obtenido el costo, para lo que debéis pulsar aquí.

Aquí, vamos a coger el precio medio del día ya que vamos a tener el router siempre encendido. En este caso el precio del kWh es 0.16903 €. Con esto ya podemos empezar a hacer nuestros cálculos teniendo en cuenta que nuestro router consume 0.05 kWh cada 12 horas.

Esto serían los consumos del router:

  • 1 día (24 horas encendido el router) = 0,1KWh
  • Una hora: 0,1 KWh / 24 = 0,004166 KWh
  • 1 día (16 horas encendido el router): 0,004166 KWh x 16 = 0,06665KWh

Por lo tanto, estos serían los costos de tener el router siempre encendido:

  • 1 Día: 0,1kWh (consumo router 24 horas) x 0,16903 (precio de la luz) = 0,016903€
  • Mes con 30 días: 0,016903 € x 30 = 0,50709 €
  • 1 año: 0,016903 € x 365 días = 6,169595 €

En cambio, pongamos que apagamos el router todos los días 8 horas, con lo cual utilizaríamos el router 16 horas:

  • 1 Día: 0,06665 (consumo router 16 horas) x 0,16903 (precio de la luz) = 0,01126€
  • Mes con 30 días: 0,01126 € x 30= 0,3379€
  • 1 año: 0,01126 € x 365 días = 4,10 €

Esto lo que nos podríamos ahorrar:

  • 6,169 € – 4,10 € = 2€

En resumen, si tenemos el router siempre encendido podríamos ahorrar 2€ al año. Como has podido ver, el consumo eléctrico del router es realmente bajo. Realmente lo que vas a ahorrar es muy poco y si lo apagas por las noches en realidad lo que vas a conseguir es que tengas que esperar a que se encienda si en un momento dado necesitas conexión.

Apagar el router por seguridad o mantenimiento

Después de ver que el consumo de electricidad no es un factor muy relevante para decidir apagar el router, vamos a explicar dos cuestiones donde sí que podría haber más dudas: la seguridad y el mantenimiento. Esto podría hacer que en determinadas ocasiones decidas apagar el dispositivo y evitar problemas.

Si empezamos por el daño que puede hacerle al aparato estar constantemente encendido, lo cierto es que se trata de un dispositivo creado precisamente para eso. Puede aguantar meses y meses sin que lo reinicies. Lo normal es que su funcionamiento permanezca inalterado y no tengas problemas. Lógicamente va a tener una vida útil y llegará un momento en que deje de funcionar, pero estamos hablando de años de funcionamiento y seguramente lo cambies antes por adquirir un modelo superior o por cambiar la tecnología.

No obstante, sí que puede que necesites apagarlo en alguna ocasión al menos momentáneamente. Esto puede ocurrir especialmente en los dispositivos más antiguos, que pueden saturarse cuando conectas muchos aparatos al mismo tiempo. Pero en este caso basta con reiniciarlo. Eso sí, si lo haces asegúrate de que lo mantienes apagado al menos medio minuto antes de volver a encenderlo.

¿Es seguro tener el router siempre encendido? Esa es otra cuestión que podemos plantearnos. Si vas a estar mucho tiempo fuera, por ejemplo si te vas de vacaciones, no es mala idea apagar el dispositivo. Piensa en un posible intruso que intente romper la contraseña y acceder al aparato; va a tener mucho más tiempo para hacerlo. Puede ocurrir que aparezca una vulnerabilidad y la explote, sin que estés presente para poder instalar parches de seguridad.

En definitiva, apagar el router por ahorrar dinero no es realmente importante. No vas a notar prácticamente nada en la factura de la luz. Respecto a si es bueno para el mantenimiento del equipo, tampoco va a suponer un problema real. En cambio, sí que podría ser interesante apagarlo si vas a estar largos periodos de tiempo fuera por el tema de la seguridad y evitar que un atacante tenga más tiempo para acceder.

6 Comentarios