Cómo protegernos de la vigilancia de la NSA

Cómo protegernos de la vigilancia de la NSA

Rubén Velasco

Cada día aparecen nuevas filtraciones sobre los espionajes que la NSA lleva a cabo con los usuarios de internet. Cuando se descubrió la trama, la organización robaba datos y espiaba a través de las grandes empresas de internet como Microsoft y Google. Con el descubrimiento, estas empresas han querido proteger un poco más la privacidad de los usuarios oponiéndose al libre acceso de la NSA a los datos de los usuarios, por lo que esta organización se ha visto obligada a buscar nuevas técnicas de espionaje para no perder el control que tiene sobre los usuarios.

Ayer os informamos sobre la posibilidad de que la NSA comenzara a utilizar las mismas técnicas que los piratas informáticos para espiar a los usuarios de internet aprovechando agujeros de seguridad de los sistemas operativos y puertas de acceso ocultas en los diferentes routers para controlar el tráfico y acceder a las redes y sistemas de los usuarios de internet, consiguiendo así libre acceso a toda la información.

Consejos para evitar el espionaje de la NSA

A continuación os vamos a contar unos pequeños consejos con los que proteger lo máximo posible nuestras comunicaciones a través de internet de los ojos de organizaciones como la NSA.

Ocultar la presencia en la red. Podemos conectarnos a una red Tor con la que ocultar nuestra presencia. Aunque esta red está en el objetivo de la NSA, supone mucho trabajo para ellos identificar a los usuarios y, por lo menos, estaremos más seguros que navegando desde fuera de ella.

Cifrar las comunicaciones. Ya sea a través de IPsec o de TLS, nuestras conexiones estarán más seguras ante los ojos de esta organización (y de paso, de cualquier otra amenaza de la red) si nuestras comunicaciones viajan de forma cifrada por la red.

Desconfiar en el software criptográfico de las grandes empresas. Las grandes empresas, probablemente, instalen puertas traseras en sus productos criptográficos permitiendo que la NSA y determinados organismos puedan acceder a los archivos cifrados en caso de necesidad. Es mucho mejor utilizar un software libre para cifrar nuestros archivos ya que podremos comprobar que no tiene ninguna puerta trasera ni ningún fallo de seguridad analizando su código. Por ejemplo, el software privativo BitLocker podría introducir una puerta trasera a su software de forma totalmente oculta a los usuarios, a diferencia que el software TLS que, al ser de dominio público y compatible con otras plataformas, sería mucho más fácil de ver por los usuarios.

Dotar a los archivos importantes de una protección adicional. Si disponemos en nuestro equipo de archivos importantes, debemos prestar una especial atención a ellos. Debemos guardarlos en memorias seguras y no utilizar servicios basados en la nube para almacenarlos ya que, de ser así, la NSA podría acceder a ellos.

NSA_secure

Con estos consejos, podremos mantener un poco más la privacidad de nuestras comunicaciones y evitar que Estados Unidos o cualquier otra organización pueda tener libre acceso a toda nuestra información que, en teoría, debería ser privada.

¿Qué más ideas se te ocurren para proteger el sistema y las comunicaciones del espionaje de la NSA?