Los 5 puntos de acceso Wi-Fi que debemos evitar este verano

Escrito por Rubén Velasco

El concepto de “siempre conectado” está a la orden del día. Mientras que hace unos años las vacaciones eran para desconectar de todo, hoy en día es imposible desconectar ya que siempre tendremos a mano nuestro smartphone, nuestras redes sociales y nuestro WhatsApp. Aunque hoy en día todos tenemos una tarifa de datos con la que podemos estar siempre conectados a Internet, en muchas ocasiones solemos conectarnos a través de un punto de acceso Wi-Fi de manera que no gastemos nuestra limitada tarifa de datos.

Cada vez es más frecuente ver puntos de acceso Wi-Fi en todo tipo de lugares, sin embargo, estos suelen estar mal configurados e incluso ser falsos y estar controlados por terceras personas, por lo que lo más seguro es que, sin saberlo, estemos exponiendo nuestros datos a otras personas conectadas a la misma red, por ejemplo, nuestros usuarios y contraseñas y las webs que visitamos, entre otras cosas.

A continuación, vamos a ver los 5 principales punto de acceso Wi-Fi gratuito que nos encontraremos este verano y que debemos evitar si queremos proteger nuestros datos y nuestras comunicaciones.

Puntos de acceso de los aeropuertos

Uno de los lugares donde más se suelen conectar los usuarios a Internet es en los aeropuertos. De esta manera, mientras esperan a que salva el vuelo para comenzar sus vacaciones, suelen consultar la prensa, las redes sociales e incluso el correo del trabajo (a pesar de estar de vacaciones) sin saber que, probablemente, al lado suyo esté conectada otra persona a la misma red con un software “sniffer” que esté recopilando todos sus datos, credenciales e información personal.

Además de los peligros de las redes compartidas, en estos espacios muchos piratas informáticos crean puntos de acceso falsos (rogue AP) que buscan que los usuarios se conecten a ellos y recopilar todos sus datos.

Puntos de acceso en cafeterías

Una caña, una tapa y una conexión Wi-Fi, una excelente oportunidad para iniciar sesión en Facebook, enviar nuestras fotos de las vacaciones y dar una vuelta por el resto de nuestras redes sociales. Igual que en el caso anterior, es posible que una persona con malas intenciones esté conectada al mismo punto de acceso de manera que, mientras nos bebemos la caña, este esté recopilando todos nuestros datos personales sin que seamos conscientes de ello.

Wi-Fi en los hoteles

Tras un largo día de turismo o relax en la playa, llegamos a un hotel. Hoy en día la mayor parte de los hoteles tienen Wi-Fi en sus habitaciones (en algunos gratuito y en otros de pago) de manera que, igual que nos conectamos nosotros, es posible que otras personas se conecten igualmente a la misma red y puedan recopilar todo tipo de información sobre lo que hacemos en Internet. Igualmente, si utilizamos un ordenador para conectarnos a Internet, es posible incluso que lleguen a tomar el control del mismo por el simple hecho de estar conectado a la misma red que ellos.

Puntos de acceso en los transportes públicos

Algunos trenes, autobuses, metros o taxis tienen puntos de acceso Wi-Fi de manera que mientras viajamos de un punto a otro podamos conectarnos a Internet y hacer que el viaje sea más ameno. Sin embargo, no sabemos ni quién controla dicho punto de acceso (especialmente en el caso de taxis) ni si otras personas están conectadas a ellos controlando y recopilando el tráfico que se genera.

Wi-Fi en la playa o en la piscina

Por último, aunque la playa y la piscina son lugares para relajarse, además de los peligros de exponer un smartphone tanto al agua como a la arena, estos sitios también ofrecen en muchas ocasiones puntos de acceso de manera que sus usuarios puedan conectarse a Internet y, de paso, exponer sus datos a terceros mientras toman el sol desde la toalla.

Las redes 3G/4G son más seguras que los puntos de acceso Wi-Fi, por lo que debemos utilizarlas si viajamos

Para evitar problemas, lo más recomendable es utilizar solo conexiones de datos, 3G y 4G. Es mejor incluso pagar un bono de datos para poder navegar sin problemas más tiempo antes que exponer nuestra seguridad y privacidad a estos puntos de acceso que, a menudo, están siendo controlados por piratas informáticos.

Otra opción para conectarnos de forma segura a través de estos puntos de acceso públicos es utilizar un VPN de manera que todo el tráfico se cifre y viaje de forma segura desde nuestro ordenador o móvil hasta el destino, impidiendo que terceras personas recopilen el más mínimo dato sobre nosotros.

Pese a ello, las vacaciones están para descansar, y desconectarnos unos días tampoco viene mal ya que recupera cuerpo y mente de un año conectado día tras día.

¿Vas a viajar este verano? ¿Vas a utilizar los puntos de acceso Wi-Fi o te conectarás a través de datos para mejorar tu seguridad?

Quizá te interese:

Últimos análisis

Valoración RZ
10
Valoración RZ
8
Valoración RZ
9
Valoración RZ
9
Valoración RZ
10
Valoración RZ
9
Valoración RZ
10
Valoración RZ
7
Valoración RZ
9