Consejos para aumentar la seguridad de nuestro Smart TV y evitar problemas y ataques

Escrito por Javier Jiménez

Cualquier dispositivo conectado a Internet corre el riesgo de ser infectado por alguna amenaza. Por desgracia son muchas las variedades de malware que pueden comprometer la seguridad y privacidad de los usuarios. Pero por suerte hay herramientas y métodos con los que podemos defendernos. Se han convertido en algunos casos en una fábrica de recopilar información de los usuarios. En este artículo vamos a explicar cómo proteger nuestro Smart TV. Vamos a dar algunos consejos básicos para evitar que este tipo de dispositivos cada vez más utilizado acabe infectado por algún malware y presente una amenaza.

Cómo aumentar la seguridad de nuestro Smart TV

Hay que tener en cuenta además que un Smart TV puede estar siempre conectado a Internet. Es un dispositivo que pasa muchas horas encendido y al cual, además, conectamos otros aparatos adicionales. Esto lo tienen en cuenta los ciberdelincuentes. De ahí que pongan sus miras y puedan enviar malware en archivos maliciosos, por ejemplo.

Configurar correctamente nuestro Smart TV

Como cualquier otro equipo, un Smart TV cuenta con una serie de configuraciones y opciones que podemos modificar. Tener algunos parámetros configurados correctamente pueden aumentar la seguridad y privacidad de los usuarios.

En ocasiones algunos modelos pueden recopilar la información de los usuarios. Cosas como el uso que le dan, aplicaciones instaladas, canales visualizados… Esto, en general, se puede evitar si entramos en las opciones de privacidad.

Además hay que aplicar posibles medidas de protección que pueden incluir, así como activar las actualizaciones automáticas.

Mantener el dispositivo actualizado

Precisamente esto último, las actualizaciones, es algo muy importante. En ocasiones surgen vulnerabilidades o errores que son resueltos por los fabricantes mediante actualizaciones y parches de seguridad. Tener nuestro Smart TV actualizado a la última versión es muy importante.

Lo ideal es que tengamos configuradas las actualizaciones de forma automática. De esta manera siempre contaremos con la última versión. Hay que tener en cuenta que muchos modelos no actualizan el firmware de manera automática, por lo que hay que estar atentos a posibles actualizaciones.

Cuidado con la descarga de aplicaciones y complementos

Es muy común que los usuarios instalen programas y otros complementos. Ayudan a aprovechar más los recursos de nuestro Smart TV. Sin embargo hay que tener precaución en este sentido. Hay que asegurarse bien de qué estamos instalando exactamente.

Además, siempre que bajemos aplicaciones hay que hacerlo desde sitios oficiales. Hay que evitar descargar de páginas de terceros cuyo software puede haber sido modificado de manera maliciosa y afectar a nuestra seguridad.

Consejos para proteger nuestro Smart TV

La protección comienza en el propio router

Lo normal es que nuestro Smart TV esté conectado constantemente a nuestro router. Esto es interesante ya que tendremos acceso a la conexión de manera rápida. Es por ello que la protección comienza desde el propio router.

Esto significa que debemos contar con una contraseña fuerte y compleja. De esta manera evitaremos que posibles intrusos accedan a nuestra red y, por tanto, puedan tener acceso también a los dispositivos conectados.

Cuidado con el navegador y páginas visitadas

Por último, otro consejo es tener cuidado con el navegador, páginas que visitemos y servicios de Streaming. Es muy común la entrada de malware como mineros de criptomonedas en este tipo de dispositivos.

Siempre hay que estar alerta y aislarse de páginas inseguras o que no inspiren confianza.