Ahorra dinero en el día a día en tu factura de luz con estos consejos

Ahorra dinero en el día a día en tu factura de luz con estos consejos

Sergio De Luz

En estos meses están llegando las primeras facturas con el tope del gas incorporado para la gran mayoría de usuarios de tarifas del mercado libre. Este tope del gas lo que hace es duplicar la factura eléctrica en muchos de los casos, si pagamos unos 0,15€/kWh y el tope del gas de media está en unos 0,17€/kWh pagaremos algo más del doble por solamente este concepto. Cuánta más energía consumamos, no solamente tendremos que pagar más por cada kWh, sino también por el tope del gas. Hoy en RedesZone os vamos a enseñar algunos trucos y recomendaciones para reducir lo máximo posible el consumo de luz en casa.

Baja la potencia si es posible

Lo primero que deberías fijarte en la factura de la luz es si tienes la potencia contratada correcta. Si tienes demasiada potencia contratada y no la estás usando, estás tirando el dinero directamente. Por cada kW de potencia que tenemos contratado de más, estaremos pagando unos 35 euros anuales más, por lo que ajusta al máximo posible esta potencia a tu consumo para ahorrar bastante dinero mes tras mes (la facturación es mensual).

Debes saber que puedes bajar la potencia sin que te salte el ICP (Interruptor de Control de Potencia) del contador de la luz, porque todos ellos tienen una tolerancia, por lo que si te pasas un poco de la potencia contratada, puedes tener unos segundos e incluso muchos minutos sin que te salte el ICP. Lo más importante es planificar qué electrodomésticos tenemos en funcionamiento simultáneamente.

Trucos y costumbres para ahorrar diariamente

Si quieres ahorrar en el consumo eléctrico mes tras mes, deberás bajar los kWh que consumes realizando ciertas tareas y recomendaciones. Los electrodomésticos son los que más consumen en una vivienda, aunque también consumen mucho el ordenador si estás teletrabajando todos los días. En este último caso, si teletrabajas consumirás más luz pero te lo ahorrarás en desplazamiento y en tiempo hasta el lugar de trabajo.

Uso de electrodomésticos

Dependiendo del electrodoméstico en cuestión, podemos realizar una serie de trucos para intentar ahorrar lo máximo posible:

  • Frigorífico: si tu frigorífico es relativamente nuevo, tendrá una buena calificación energética. Todos disponen de un modo «eco» tanto en el frigorífico como también en la parte del congelador. Este modo eco hace que la temperatura sea unos grados superior, pero también ahorraremos kWh a lo largo del mes. Otra recomendación es que abras el frigorífico y el congelador unos pocos segundos, para que no entre el calor de casa. Antes de abrirlo piensa qué debes coger. Si alejas el frigorífico de la pared contribuyes a una buena refrigeración del mismo, lo que hará que el compresor consuma algo menos de energía.

Frigorífico inteligente

  • Horno: para ahorrar sería recomendable poner la comida con el menor tiempo posible de «precalentamiento» para aprovechar el calor desde el principio. Por supuesto, no abras varias veces la puerta para ver cómo va la comida, eso se puede ver perfectamente desde el cristal. Otra recomendación es que 5 minutos antes de que vayas a sacar la comida, puedes apagar el horno y así se terminará de hacer la comida con el calor residual que queda. Por último, y siempre que sea posible, utiliza el microondas para calentar comida en lugar de horno, porque consume mucha menos energía.
  • Microondas: no pares y arranques el microondas para ver cómo va la comida, puedes verlo desde la ventana. También podrías aprovechar para calentar varias cosas simultáneamente, llenando por completo la capacidad del microondas y que no tengas que usarlo más tiempo. Si haces esto último, es importante que lo distribuyas correctamente para evitar que algunos alimentos estén fríos y otros muy calientes.
  • Lavavajillas: utiliza los programas «Eco», consumen menos energía aunque tengan una mayor duración.
  • Lavadora: utiliza programas de lavado en frío, lo que más consume es la resistencia para calentar el agua y lavar la ropa con agua caliente. También suelen tener programas «Eco» para optimizar el consumo de energía y agua.

Cuidado con el consumo fantasma

El consumo fantasma es el que tienen los dispositivos cuando están en standby, esto supone varios kWh al final de mes que podríamos ahorrarnos bajando los magnetotérmicos de nuestra casa (excepto el del frigorífico), de esta forma, podrás ahorrar porque aunque consuma muy poco, la suma de pocos consumos hacen bastante consumo a lo largo de un mes entero.

Tal y como podéis ver, hay algunos trucos que podemos llevar a cabo sin ningún problema, y nos ahorraremos unos euros a final de mes.

1 Comentario