Así puedes usar un medidor para ver cuánto consume cualquier dispositivo

Así puedes usar un medidor para ver cuánto consume cualquier dispositivo

Javier Jiménez

Es importante conocer cuánto consumen nuestros dispositivos y aparatos que tenemos en casa con el objetivo de poder ahorrar en la factura de la luz. Sin embargo es una información que no siempre tenemos y en ocasiones resulta algo complejo averiguarlo. En este artículo vamos a explicar cómo funciona un medidor de consumo y por qué es un dispositivo muy útil para saber en todo momento cuánto consume una televisión, ordenador o cualquier aparato que tengas en casa enchufado a la electricidad.

Cómo funciona un medidor de consumo

En primer lugar vamos a explicar qué es y cómo funciona un medidor de consumo eléctrico. Básicamente podemos decir que es un aparato que vas a conectar a la luz para que monitorice cuánto consume de luz un electrodoméstico cualquiera. Por ejemplo, si quieres saber cuánto consume una televisión o un horno, simplemente los vas a conectar a este medidor de consumo que ya tienes puesto en un enchufe.

Estos aparatos pueden ser más o menos sofisticados. Los hay que simplemente van a mostrar el consumo en una pequeña pantalla que tienen incorporada, mientras que otros son más completos y tienen más datos, registran gráficas, tiempo de uso, consumo real en la factura y además vas a poder mirar todo esto desde el móvil.

Por tanto, si decides comprar un medidor de consumo para saber cuánta luz gasta una televisión, un horno o un ordenador, debes tener en cuenta que encontrarás múltiples opciones. Si quieres algo sencillo, puedes encontrarlo por unos 12-15€. En cambio, dispositivos más sofisticados los vas a encontrar por 30-40€ e incluso más.

Puedes ver algunas opciones disponibles en Amazon:

Por qué son dispositivos interesantes

Por un lado, son interesantes para poder ver cuánto consumen los aparatos. Tal vez tengas curiosidad y quieras ver cuánto consume un frigorífico, un microondas, etc. Cualquier aparato que conectes a la electricidad, vas a poder medir su consumo y tener así un mayor conocimiento sobre cuánto gasta y poder tomar medidas para ahorrar.

Pero además, también sirve para detectar una sobrecarga. Pueden lanzar una advertencia en caso de que un aparato esté consumiendo más de la cuenta y pueda haber problemas en la red eléctrica del hogar. Va a garantizar la seguridad tanto del propio aparato como de la vivienda para que no surjan problemas.

Puedes calcular también exactamente cuánto supone un aparato en concreto en la factura del hogar. Para ello puedes configurar el precio del kWh y el dispositivo lo calculará en función del tiempo que ha estado conectado ese electrodoméstico y la potencia consumida. Podrás saber exactamente cuánto gasta tu frigorífico encendido todo el mes o un ordenador que solo conectas varias horas al día.

En definitiva, como ves utilizar un medidor de consumo es algo muy sencillo y a la vez útil. Es una manera más de tener conocimiento sobre todos los aparatos que conectar en el hogar y ver cuánto consumen, además de poder ahorrar dinero en la factura. Muy interesante si tienes curiosidad por ver cuánto gasta un electrodoméstico en concreto, por ejemplo.

¡Sé el primero en comentar!