Este pequeño cambio hará que tu router no se caliente

Este pequeño cambio hará que tu router no se caliente

Javier Jiménez

Uno de los problemas que más pueden afectar a nuestro router es el sobrecalentamiento. Esto principalmente ocurre en verano, cuando hace más calor, pero es algo que puede afectar igualmente en cualquier momento. Normalmente esto pasa si cometemos ciertos errores al instalar el aparato. Por ello, en este artículo vamos a explicar qué debes hacer para evitar que el router se caliente. Un pequeño cambio que puede hacer que tu conexión funcione mejor, sin cortes.

Evita que el router se caliente

Si el router se calienta, algo que puedes notar es que la conexión tenga microcortes. También puede que incluso el aparato deje de funcionar y tengas que apagarlo y volver a encenderlo. Esto antes era más habitual, cuando utilizábamos routers de ADSL menos potentes y más sensibles a este tipo de problemas. Pero esto no significa que ahora no pueda ocurrir.

¿Qué podemos hacer para que el router no se caliente? El cambio principal consiste en la ubicación. La idea es dejar que el aparato “respire”. ¿Lo tienes en un lugar tapado, rodeado de otros dispositivos, libros o cualquier cosa que pueda afectarle? Lo ideal es que evites eso. Intenta que esté separado de la superficie donde esté, como puede ser una mesa.

Para ello puedes ponerle algún soporte debajo. Un clásico, y que funciona muy bien en estos casos, es simplemente poner cuatro tapones de botellas, uno en cada esquina, y hacer que el dispositivo esté algo más elevado. Eso va a restarle temperatura, pero no es lo único que deberías hacer.

Otro paso es quitar todo lo que tengas cerca. Especialmente deberías eliminar otros dispositivos que puedan desprender calor. Por ejemplo, si lo tienes cerca de la televisión deberías alejarlo. Este tipo de aparatos pueden hacer que la temperatura del router aumente y vaya perdiendo vida útil poco a poco.

Cuándo resetear router

Qué hacer si aun así el router se calienta

Puede que hayas llegado hasta aquí, hayas realizado esos pequeños cambio, y tu router siga calentándose en exceso. En ese caso vas a tener que tomar ciertas medidas. Una de ellas es utilizar un pequeño ventilador para refrigerar el dispositivo. Esto sin duda va a hacer que mantenga mejor la temperatura y evite problemas.

Estos dispositivos adicionales los puedes conectar directamente al aparato, en caso de que tenga puerto USB integrado, o bien a algún ordenador o cargador. Es básicamente un soporte, como el que le puedes poner a un portátil, que va a empezar a mover el aire y refrigerar la base del router, para evitar que acumule calor. Hay muchos usos del puerto USB del router y este es uno de ellos.

También puedes probar a mantenerlo limpio. En muchos casos el calor viene de acumulación de polvo, ya que esto puede obstruir los ventiladores que tiene el dispositivo. Evita que acumule polvo y suciedad, de la misma forma que harías en un ordenador portátil, por ejemplo.

En definitiva, como ves el router puede calentarse en determinadas circunstancias. Realizar un pequeño cambio como es elevar el aparato un poco de la superficie y quitar cualquier cosa que pueda perjudicarle, va a hacer que la temperatura se mantenga y no experimente un sobrecalentamiento.

¡Sé el primero en comentar!