5 características que debe tener una VPN para que sea segura y privada

Siempre que instalamos algún programa informático nos fijamos en sus especificaciones, para qué sirve y de qué manera va a ayudarnos. Esto mismo ocurre cuando instalamos una VPN. Es importante tener en cuenta algunas características para evitar problemas y conseguir que funcione lo mejor posible. En este artículo vamos a hablar de ello y daremos algunos consejos para que navegar a través de este tipo de aplicaciones no sea un problema.

Cómo debe ser una buena VPN

Tenemos un amplio abanico de opciones a la hora de instalar una VPN. Las hay gratuitas y de pago. También las hay que funcionan más rápido o tienen más problemas y cortes. Pero hay algunos factores que deben ser imprescindibles cuando elijas un programa de este tipo y aprovechar al máximo su utilidad.

Sin registro

Un punto muy importante en una VPN es que no almacene registros. Esto va a hacer que tu privacidad al navegar realmente esté protegida y que no se filtren datos de ningún tipo. Depende del servicio que utilices, ya que la política de registro puede variar de una a otra. Generalmente las gratuitas almacenan información.

¿Qué significa esto? Van a guardar datos como tu IP real, nombre, e-mail, la ubicación desde donde te conectas, etc. Eso lo pueden usar para venderlo a terceros y obtener beneficio con ello. Por eso es más habitual que sean las aplicaciones gratuitas las que almacenen un log de quienes utilizan su servicio. Es una de las causas por las que una VPN puede no ser fiable.

Muchos servidores disponibles

También es importante que veas si la VPN que vas a usar cuenta con múltiples servidores a los que te puedes conectar. Poder elegir entre diferentes opciones va a lograr que puedas alcanzar una mayor velocidad y que no haya cortes. A veces puede que uno en concreto no funcione bien en tu ubicación o tenga limitaciones.

Esto también va a permitir que puedas conectarte a través de diferentes países. Si necesitas evitar el bloqueo geográfico para entrar en una página que solo funcione en un territorio concreto, tendrás más opciones si usas una VPN que tiene muchos servidores y países a los que te puedes conectar.

Buena velocidad

Por supuesto la velocidad es un factor imprescindible. Es cierto que siempre que usemos una VPN la velocidad va a disminuir, pero esto puede agravarse si utilizas una aplicación que no funcione bien, que tenga limitaciones en la conexión y no permita alcanzar un mínimo de calidad.

Por tanto, siempre debes fijarte en la velocidad de una VPN. Puedes probar a hacer un test de velocidad y si ves que lo que te llega es muy limitado y no te sirve para el uso que vas a darle a la conexión, deberías probar con otro programa hasta que logres uno que funcione lo más rápido posible.

Multiplataforma

Es interesante también que la VPN que elijas sea multiplataforma. Hoy en día no navegamos solo desde un dispositivo concreto, como podría ser un ordenador o un móvil; lo normal es que nos conectemos a varios a lo largo del día. Por ejemplo un ordenador portátil, un teléfono móvil, una tablet…

Si ese programa VPN es multiplataforma, vas a poder usarlo en todos estos dispositivos. Siempre vas a estar protegido y vas a poder evitar el bloqueo geográfico cuando navegues por Internet y uses un servicio que pueda tener alguna limitación en el territorio donde te encuentras.

Buen cifrado

El cifrado es fundamental para hacer que la conexión sea segura y que no pueda haber filtraciones al navegar. Por ejemplo evitar que un intruso en la red pueda ver por dónde estamos navegando. Pero el tipo de cifrado y sus algoritmos que utilice la VPN va a ser importante para evitar problemas. Por ejemplo, un cifrado AES de 256 bits será mejor que otro de 128 bits.

Hay diferentes tipos de protocolos de cifrado. Algunos de los más usados en VPN y que mejores resultados dan son PPTP, L2TP/IPSec o IKEv2. La velocidad de navegación también puede verse afectada por usar un tipo de protocolo u otro, por lo que debes ver cuál utiliza el programa.

En definitiva, estos 5 factores debes tenerlos en cuenta si vas a usar una VPN. De esta forma lograrás que la velocidad sea adecuada y por supuesto evitarás problemas de seguridad que pueda poner en riesgo tus datos personales.

¡Sé el primero en comentar!