Mejora tu red local para jugar online sin lag con estos consejos básicos

Cuando queremos jugar online sin problemas, es muy importante seguir ciertas recomendaciones, para que la experiencia de usuario al jugar sea la mejor posible. El principal inconveniente que nos encontramos a la hora del gaming online es el lag, o también conocido como latencia alta o erróneamente llamado «ping». La latencia es uno de los enemigos de los jugadores online, y es que hace que el juego no sea en tiempo real y notemos retardos muy molestos. Otro aspecto que también debemos cuidar mucho es el jitter, es decir, la variación de la latencia en un determinado momento. Hoy en RedesZone os vamos a explicar varios consejos fundamentales para mejorar tu experiencia al jugar.

Consejos fundamentales para jugar sin problemas

Lo primero que debes tener en cuenta es la forma de conexión al router principal, siempre es aconsejable hacer uso del cable de red Ethernet. Este medio de conexión tiene muchas ventajas respecto a la red inalámbrica Wi-Fi, como, por ejemplo, las siguientes:

  • Mayor velocidad en descarga y subida que el Wi-Fi (generalmente, a no ser que tengas Wi-Fi 6 y estés cerca del router).
  • Menos latencia en la conexión, ya que el cable añade únicamente 1ms de latencia a la conexión e incluso menos.
  • Mayor estabilidad con un menor jitter, esto significa que la variación de la latencia es realmente baja, muy próxima a 0ms, ya que estamos en un entorno cableado y no hay posibles interferencias con otras redes WiFi.

Elegir cable Ethernet

En el caso de que no te quede más remedio que conectarte por WiFi, siempre es necesario que optes por conectarte en la banda de 5GHz que está más libre de interferencias que la banda de 2.4GHz. No obstante, en el caso de que tengas un ordenador, nuestra recomendación es que compres un router Wi-Fi 6E y una tarjeta compatible como la Intel AX210. Gracias al nuevo estándar Wi-Fi 6E, disponemos de una nueva banda de frecuencias en 6GHz, la cual es capaz de proporcionarnos un gran ancho de banda real, una baja latencia y un jitter muy reducido, ya que no hay interferencias en esta banda (por ahora). Puedes leer nuestro completo tutorial sobre por qué el ping es mayor en WiFi y qué hacer para reducirlo.

Una vez que hayas elegido la forma de conexión, es muy importante saber si también tenemos otros dispositivos (cableados o inalámbricos) conectados al router WiFi y consumiendo ancho de banda. Si tienes otros dispositivos que apenas consumen ancho de banda, no deberías notar ningún lagazo o un elevado jitter, sin embargo, si estos otros dispositivos están haciendo streaming de vídeo en 4K, realizando descargas P2P o navegando por webs de vídeos, entonces sí vas a tener un problema, porque el ancho de banda que están consumiendo es bastante grande. Para solucionar esto, deberás configurar el QoS router para jugar online sin problemas. Actualmente todos los routers gaming disponen de esta funcionalidad, la cual se encarga de priorizar los dispositivos de juegos y/o el tráfico de los juegos online.

Finalmente, si el juego requiere que tengas ciertos puertos abiertos en la NAT de tu router, tendrás que abrir los puertos de forma individual, o bien configurar la DMZ hacia la dirección IP de la consola o el PC de juegos que tengas. Nuestra recomendación es que, si es una consola, abras directamente la DMZ para no tener errores de NAT moderada. En el caso de que sea un PC, por seguridad es recomendable abrir solamente los puertos que el juego vaya a utilizar realmente, porque la DMZ abre todos los puertos del router (excepto los que tiene abiertos de forma manual).

Resumiendo, si quieres jugar online sin lagazos ni un jitter elevado, sigue las siguientes recomendaciones:

  • Siempre utilizar cable de red Ethernet para conectarse al router.
  • Si tienes que usar Wi-Fi, mejor que sea Wi-Fi 6E en la nueva banda de 6GHz. Si no tienes un router y tarjeta compatible, entonces usa la banda de 5GHz como segunda opción.
  • Activa el QoS si tienes otros dispositivos consumiendo ancho de banda en tu red local, independientemente de que estén conectados por cable o WiFi.
  • Abre puertos si lo necesita tu juego, o directamente la DMZ hacia la consola.

Tal y como podéis ver, con estos consejos básicos vas a poder jugar online sin ningún problema, reduciendo la latencia de la conexión al mínimo, igual que el jitter que podamos tener.

¡Sé el primero en comentar!