Consejos básicos para el cuidado de tu router
Javier Jiménez

No hay dudas de que el router es una pieza fundamental para nuestras conexiones de Internet. Es el aparato que permite que conectemos ordenadores, móviles, televisiones y cualquier otro dispositivo a la red. Sin embargo a veces no funciona bien y es debido a que no lo cuidamos como deberíamos. En este artículo vamos a explicar qué cuidados básicos debe tener un router para potenciar la velocidad y evitar problemas.

Cómo evitar problemas comunes en el router

A veces el router se sobrecalienta, vemos que la cobertura no es la que debería ser o incluso los aparatos se desconectan. Las causas pueden ser varias, pero en muchos casos ocurre por algún error que hemos cometido o un mal cuidado con este aparato. Es por ello que conviene conocer algunos consejos.

Alejar el router de fuentes de calor

Un error que cometen muchos usuarios es poner el router en una zona de la vivienda donde no hay buena ventilación. Por ejemplo ponerlo en un mueble debajo de un reproductor de vídeo, junto a la televisión o cualquier otro aparato. Esto va a hacer que pueda sobrecalentarse, ya que son fuentes de calor.

Pero lo mismo ocurre si simplemente ponemos un libre encima y no puede pasar el aire correctamente. Incluso ponerlo junto a una ventana desde donde recibe luz solar directamente. Todo esto va a provocar que se sobrecaliente y no funcione correctamente.

Cuidado con lo que pones al lado

Todo lo que pongamos cerca del router, aunque no sea pegado, puede influir en la señal. Por ejemplo un dispositivo Bluetooth que provoque fallos en la banda de 2,4 GHz. Esto va a provocar que haya interferencias y que la cobertura no sea buena.

La señal también se puede ver afectada si por ejemplo colocamos un mueble justo al lado y que bloquee la señal. Paredes, muros, placas metálicas… Esto influye en la cobertura y podríamos tener dificultades para conectarnos desde más lejos.

Tener el aparato actualizado

Por supuesto, otro consejo fundamental es tener el router actualizado correctamente. Debemos siempre tener la última versión del firmware para mantener en buen estado el aparato. A veces surgen vulnerabilidades y eso hace que la conexión no funcione como debería.

Uno de los problemas habituales del router es tenerlo desactualizado. Este es el motivo por el que la señal puede ser débil, podemos sufrir cortes continuos o no alcanzar la velocidad de Internet que realmente tenemos contratada.

Siempre aumentar la protección

Por otra parte, mejorar la seguridad es también muy importante. Aquí es vital contar con una buena contraseña tanto para el Wi-Fi como para acceder a la configuración del router. Debemos siempre utilizar claves aleatorias, que contengan letras (tanto mayúsculas como minúsculas), números y otros símbolos especiales. Nunca debemos dejar la contraseña que viene de fábrica.

Router con cifrado WPA3

Pero además, el cifrado que utilicemos es fundamental. Aquí es importante evitar aquellos obsoletos, como puede ser el cifrado WEP. Hay que utilizar WPA-2 o la última versión WPA-3. De esta forma tendremos una protección adecuada y disminuiremos el riesgo de problemas. Puedes ver qué hacer con el error al entrar en el router.

En definitiva, estas son algunas cuestiones importantes para conseguir que el router funcione correctamente. Es imprescindible evitar errores comunes que puedan lastrar la seguridad y el buen funcionamiento.

¡Sé el primero en comentar!