Consejos para subir archivos a la nube con buena velocidad

Las maneras de guardar nuestros datos con el paso del tiempo van evolucionando. Ahora vivimos inmersos en una transición al mundo digital donde la nube cada vez cobra mayor importancia. Poco a poco prácticamente han ido desapareciendo los DVD y CD que utilizamos para almacenar nuestra información. Hoy en día lo que usamos son la nube, los discos duros y las memorias USB. El trabajo en la nube nos ha aportado poder compartir archivos fácilmente y poder acceder a ellos desde cualquier lugar. Con esta serie de ventajas no es de extrañar que cada vez sea más popular tanto en el ámbito personal como laboral. En este artículo os vamos a ofrecer una serie de consejos para subir archivos a la nube con buena velocidad.

Lo que sucede es que en algunas ocasiones notamos que nuestras subidas de contenidos a la nube va lenta. Entonces, para conseguir una nube con buena velocidad deberemos revisar algunos parámetros relacionados con el software, el router o nuestra conexión.

Problemas con el software al subir archivos

Alguno de los servicios más utilizados para trabajar en la nube son Dropbox o Google Drive. Estos programas, aunque podríamos utilizarlos en nuestro navegador de Internet, tienen su propio programa para facilitar una mayor comodidad de uso. Ahora vamos con los consejos para conseguir una nube con buena velocidad con nuestro software.

En ese aspecto es muy importante que las aplicaciones o programas en la nube estén actualizados a la última versión. En ese aspecto es común que el último software venga con mejoras de rendimiento y esto implica una subida de contenidos a mayor velocidad. Esto sucede así independientemente del sistema operativo que estemos usando ya sea Windows, Linux, Android o iOS, siempre conviene tener la versión más reciente del software instalada. Por otra parte, un valor añadido es que también puede corregir fallos de seguridad.

También es muy común que realicemos la tarea de subida a la nube con nuestro navegador. En ese aspecto es imprescindible que nuestro navegador de Internet esté correctamente actualizado. En el caso de utilizar uno obsoleto podemos perder velocidad, rendimiento y seguridad. Eso sin olvidar de tener nuestro sistema operativo y antivirus.

Revisa el router de tu casa

Si estamos trabajando por cable de red Ethernet lo normal es tener una subida a la nube con buena velocidad. Hoy en día, la gran mayoría de routers proporciona una velocidad de 1Gbps que suele ser bastante superior al de nuestras tarifas de Internet. En principio no deberíamos tener problemas salvo que estuviese saturado porque algún usuario estuviera haciendo un uso intensivo de la conexión. Esto puede suceder por el uso de programas P2P, streaming de contenido audiovisual en altas resoluciones y similares.

En el caso del Wi-Fi la cosa es diferente, si no contamos con un router que cumpla con la normativa 802.11ac o mejor aún la 802.11ax, podemos tener problemas a la hora de subir archivos a la nube debido a la baja velocidad de los estándares anteriores. Si no contamos con un router que lo soporte, deberíamos plantearnos su cambio, porque además seguramente esté obsoleto en cuanto seguridad y haga bastantes años que no se actualiza el firmware. Por otro lado, si no nos llega bien la señal del Wi-Fi en algunas zonas, llega el momento de plantearse comprar un repetidor Wi-Fi o un sistema Wi-Fi Mesh. También una cosa que está en auge es convertir tu ordenador en una nube privada.

La conexión a Internet y otros consejos

También es posible que nuestra velocidad de conexión a Internet que tengamos contratada no sea suficiente para nuestras necesidades. Puede que sea, por ejemplo, en algunos tramos horarios donde más usuarios estén conectados. En ese aspecto, si es de forma muy continuada y nos afecta mucho habría que plantearse el cambio a una velocidad superior.

Por otra parte, puede que estemos utilizando la red móvil para subir un archivo a la nube. En ocasiones, debido a la cobertura puede no ser una buena opción. Si queremos subir a la nube con buena velocidad igual nos convendría esperar y hacerlo en una red Wi-Fi o mediante cable Ethernet si es posible.

Por último, una cosa que no puede ayudar a conseguir una nube con buena velocidad sería no subir todo de golpe. Por ejemplo, podríamos plantearnos dividir todo el contenido en varias carpetas y subirlas poco a poco. Quizás os interese conocer cuanto cuesta tener 1 TB o 2 TB en la nube pública.

¡Sé el primero en comentar!