Por qué puede estropearse tu router y qué hacer para evitarlo

Podemos decir que el router es el principal aparato para poder conectarnos a la red. Si algo falla, nos quedamos sin conexión. Por ello es muy importante cuidar este dispositivo y evitar problemas. Ahora bien, en ocasiones aparecen fallos e incluso puede estropearse. ¿Por qué ocurre esto? En este artículo vamos a hablar de los motivos más comunes y de esta forma podrás evitarlos.

Qué puede estropear un router

El hecho de que se estropee el router suele ser por un problema físico, de hardware, de algún componente. Sin embargo a veces también podría tratarse de algún fallo a nivel de software y que incluso podría derivar en un problema que afecte a alguno de los componentes, como puede ser el Wi-Fi.

Sobrecalentamiento

Uno de los motivos principales por los que se estropea el router es por el sobrecalentamiento. Esto es habitual que ocurra especialmente en verano, cuando la temperatura sube y nuestro aparato puede sobrecalentarse. Es ahí cuando más sufre y puede dar lugar a fallos puntuales, pero también permanentes.

¿Qué favorece el sobrecalentamiento del router? Sin duda una mala ubicación. Por ejemplo colocar el router cerca de una ventana donde recibe luz directa del sol o ponerlo al lado de otros aparatos electrónicos que desprenden calor. Por ello, lo ideal es colocar el router lo más aislado posible.

Suciedad o humedad

Otro problema muy habitual es que el router se estropee por la suciedad y la humedad. En el primer caso, el aparato puede ir acumulando polvo que va a impedir que se refrigere correctamente. Eso podría afectar al hardware interno y también derivar en sobrecalentamiento del dispositivo.

La humedad también es mal aliado de los dispositivos electrónicos. Por ejemplo, es un error limpiar el router con un trapo húmedo y que pueda caer agua al interior. Eso podría dañar el sistema electrónico y causar problemas tanto a corto como a largo plazo.

Problema con los conectores

Es posible que el problema aparezca en los puertos Ethernet y no puedas navegar por cable a través de alguno en concreto o incluso de todos ellos. Esto suele estar relacionado con algún problema físico, como por ejemplo haber dado un tirón del cable sin querer y que eso haya roto los conectores.

Eso también va a hacer que tu router deje de funcionar bien, ya que no podrás conectar otros aparatos por cable y solo funcionará por Wi-Fi. Sin duda un problema que va a hacer que no puedas navegar a la máxima velocidad o tener una buena estabilidad de red.

Ataque de seguridad

En caso de que tengas intrusos en la red Wi-Fi también puede dar lugar a que el dispositivo deje de funcionar correctamente. A fin de cuentas van a poder cambiar la configuración, y eso incluye modificar la potencia de la red inalámbrica, entre otras cosas. Aunque a corto plazo pueda afectar a la velocidad y aparezcan cortes, también podría dar lugar a problemas en el hardware a largo plazo.

Para evitar esto es imprescindible proteger la seguridad de la red. Siempre debes contar con una buena contraseña, cifrado actual y tener el router actualizado para corregir cualquier tipo de vulnerabilidad que pueda aparecer.

Uso continuo

Una causa más por la que se puede estropear el router es simplemente por el uso. Aunque son dispositivos que están diseñados para aguantar durante mucho tiempo conectados, lo cierto es que según qué uso le demos y mientras más aparatos conectemos, pueden aparecer problemas que afecten a su funcionalidad.

La vida útil de estos aparatos es larga, pero no infinita. Por tanto, no pienses que tu router va a funcionar de forma eterna; llegará un momento en el que tengas que comprar otro nuevo, que además aporte mejoras significativas también en cuanto a rendimiento.

En definitiva, como has podido ver son varias las causas por las que se puede estropear el router. Es importante que evites cometer errores, como por ejemplo colocarlo en mal lugar, y logres que el aparato funcione lo mejor posible. Solo así alargarás la vida útil del dispositivo y mejorarás la velocidad de Internet y evitarás cortes. Siempre puedes tener en cuenta algunos pasos si el router no funciona.

¡Sé el primero en comentar!