No uses un enchufe inteligente en estos casos o saldrá ardiendo

No uses un enchufe inteligente en estos casos o saldrá ardiendo

Sergio De Luz

Los enchufes inteligentes son dispositivos que se conectan a la red WiFi de nuestro hogar, y nos permiten encender y apagar diferentes electrodomésticos, lámparas de pie y cualquier cosa que tengamos que conectar a la luz para poder funcionar. Estos dispositivos tienen una serie de limitaciones que debes tener muy en cuenta a la hora de usarlos, porque de lo contrario se podrían «quemar» e incluso salir ardiendo debido al uso del electrodoméstico en cuestión. Hoy en RedesZone os vamos a indicar dónde no deberías utilizar un enchufe inteligente WiFi doméstico.

Qué es la carga máxima del enchufe

La potencia (W) y la carga máxima de un determinado electrodoméstico viene determinada por la multiplicación del voltaje (V) por la intensidad de corriente (A). En España utilizamos un voltaje (V) de 230V en las viviendas, es decir, es un valor que permanece constante. Lo que varía de un electrodoméstico que consume más, o que consume menos, es la intensidad de corriente (A).

En los enchufes inteligentes podemos ver en las especificaciones técnicas cuál es la máxima carga que soporta. En los enchufes inteligentes más baratos es de 10A, lo que hace una carga máxima de 2300W o 2,3kW, sin embargo, en los modelos algo más caros (y mejores) esta carga máxima llega hasta los 16A, lo que hace una carga máxima de 3680W o 3,6kW. Dependiendo del tipo de electrodoméstico que vayas a conectar, deberás valorar la compra del modelo de 16A para no tener problemas al suministrar la energía.

Existen enchufes inteligentes que a través del firmware nos permiten apagar automáticamente el enchufe en caso de sobrepasar una potencia en concreto, esto se hace con la finalidad de proteger tanto el propio enchufe inteligente como el electrodoméstico que vayamos a conectar. Es muy importante habilitar esta funcionalidad para no tener ningún tipo de «sustos», ya que podría salir perfectamente ardiendo.

Dónde no debes usar los enchufes inteligentes

Hay algunos electrodomésticos que por su naturaleza, requieren una gran potencia para empezar a funcionar. Estos electrodomésticos si los conectamos a un enchufe inteligente, a la larga podría traernos problemas porque el enchufe inteligente está al límite de su carga máxima, o muy cerca de ella. Que un dispositivo soporte 16A no significa que pueda funcionar continuamente con este nivel de carga, ya que lo más probable es que la temperatura del mismo aumente muchísimo porque no está preparado para ello.

Enchufes inteligentes TP-Link Tapo

A continuación, os explicamos en qué electrodomésticos no deberías usar nunca un enchufe inteligente de 10A o de 16A (en este último caso, tenemos más margen):

  • Horno: el horno es uno de los electrodomésticos que más potencia instantánea demanda, sobre todo a la hora de calentarlo hasta los típicos 200ºC. En estos casos, el horno puede consumir unos 2,5kW sin muchos problemas. Cuando estamos calentando el horno, el enchufe inteligente «sufrirá» debido a esta potencia demandada.
  • Vitrocerámica: ya sea una vitrocerámica típica o de inducción, si encendemos varios «fuegos» podemos demandar una potencia de hasta 3kW e incluso más, dependiendo del tamaño de la vitrocerámica, eficiencia energética etc.
  • Lavadora: aunque la lavadora es un electrodoméstico que no tiene un consumo demasiado elevado, si elegimos un plan de agua caliente, usará una resistencia para calentar este agua, lo que hará que consuma unos 2kW aproximadamente, aunque depende de la temperatura que hayamos seleccionado, la eficiencia energética etc.
  • Lavavajillas: estamos en el mismo caso anterior, si seleccionamos el típico programa automático necesita que el agua esté a 65ºC para limpiar correctamente todos los restos de comida. Cuando se pone a calentar el agua podemos tener consumos de unos 2,5kW aproximadamente.
  • Secador de pelo: aunque parezca que el secador no consume apenas energía (porque lo usamos unos minutos), generalmente los secadores de pelo tienen una potencia de 1200W e incluso de 2200W, por lo que no os recomendamos conectarlo a un enchufe inteligente.
  • Depuradora de agua de la piscina: si tienes una depuradora de agua para la piscina, estos equipos tienen también picos de consumo muy elevados, sobre todo en el arranque que puede durar un par de minutos. En estos casos, podríamos llegar hasta los 3kW de potencia demandada.

¿Qué ocurre si uso un enchufe inteligente con estos electrodomésticos? Al no estar preparados para ello, poco a poco se irán dañando, si tiene altas temperaturas podremos ver que la carcasa de plástico se puede llegar a derretir, e incluso podría saltar el diferencial por un cortocircuito y salir ardiendo. Un enchufe inteligente está orientado a consumos muy bajos, aunque en sus especificaciones ponga que soportan hasta 3600W.

¡Sé el primero en comentar!