¿Nuevo router? Pasos imprescindibles que debes hacer

Cuando compramos un dispositivo siempre debemos tener en cuenta algunos aspectos relacionados con la configuración, servicios que podemos incluir, mejoras en la seguridad… Esto es lo que ocurre si compramos un router nuevo. Vamos a dar una serie de pautas que debemos tener en cuenta. Algunos pasos imprescindibles que debemos dar para lograr que funcione correctamente y no tener ningún tipo de problema.

Qué hacer al comprar un router nuevo

El router es una pieza fundamental para nuestra conexión de Internet. Es el aparato principal para que otros dispositivos puedan conectarse. Esto hace que sea esencial tenerlo seguro, actualizado y listo para usarse sin que haya ningún tipo de problema. De ahí que al comprar uno nuevo sea conveniente tener en cuenta algunos parámetros.

Colocar el router en un buen lugar

Algo esencial es el lugar donde vamos a colocar el router. Si hemos comprado un aparato nuevo tendremos que elegir en qué sitio vamos a ponerlo. Nuestro consejo es que se encuentre en una zona céntrica de la vivienda, alejado de otros dispositivos electrónicos que puedan interferir.

También es interesante que esté situado en una zona elevada. De esta forma la señal inalámbrica se emite mejor que si lo colocamos en un espacio bajo, como sería en la parte baja de un mueble. Mejor una ubicación más elevada.

Cambiar los valores de fábrica

Otra cuestión a tener en cuenta es la de cambiar los valores que vienen de fábrica. Hablamos por ejemplo de cambiar el nombre de la red inalámbrica, la contraseña de acceso tanto al router como al Wi-Fi, etc. Es importante no utilizar el mismo nombre que venía al comprar el aparato, ya que posiblemente ofrezca información del modelo que estamos usando y eso podría ser utilizado por posibles intrusos.

Crear contraseñas fuertes

No hay que olvidar la importancia de crear contraseñas que sean fuertes y complejas. Deben contener letras (mayúsculas y minúsculas), números y otros símbolos especiales. Todo ello de forma aleatoria y deben ser únicas.

Pero no solo hay que tener una buena clave para el Wi-Fi, sino también para acceder al router. En ambos casos el objetivo principal es evitar la entrada de intrusos que podrían comprometer la seguridad y poner en riesgo el buen funcionamiento de los equipos.

Actualizar el firmware

Además, otro punto que no debemos dejar de lado es la importancia de actualizar el firmware del router. Como cualquier otro dispositivo, es esencial que esté actualizado correctamente. De esta forma tendremos las mejoras en rendimiento que permitan una conexión más veloz y estable, pero también corregir posibles vulnerabilidades que puedan ser explotadas.

Actualizar el firmware del router, así como de cualquier otro componente de red, es muy importante. Eso sí, siempre debemos instalarlo desde fuentes oficiales y evitar sitios de terceros que puedan ser inseguros y terminar por ser un problema.

Elegir el canal y habilitar la doble banda

El canal y la banda Wi-Fi que estamos utilizando puede ser determinante para que la velocidad de Internet sea la adecuada. Por tanto, con un router nuevo debemos asegurarnos de que estamos conectados al canal más óptimo, así como tener habilitada la opción de doble banda y poder conectarnos tanto a la de 2,4 GHz como a la de 5 GHz.

En definitiva, estos son algunos de los principales pasos que debemos dar al adquirir un router nuevo. Cuestiones sencillas que podemos realizar rápidamente y asegurarnos de que vamos a tener un rendimiento óptimo y también proteger la seguridad del aparato en todo momento.