Trucos sencillos para que tu Internet vaya más rápido

La velocidad de Internet es sin duda un factor muy importante para nuestras conexiones. Es esencial si queremos subir grandes archivos a la nube, ver vídeos en Streaming en la máxima calidad, descargar contenido de la red… Pero en ocasiones esa velocidad no es la que nos gustaría y podemos tener problemas. En este artículo vamos a dar algunos trucos básicos para que el Internet vaya más rápido.

Consejos básicos para mejorar la velocidad de Internet

No vamos a entrar en configuraciones complejas, ni cambios para potenciar la conexión inalámbrica. Para ello tenemos un tutorial más amplio para ver cómo optimizar nuestro Internet. Vamos a ver algunos consejos esenciales que podemos poner en práctica de una manera sencilla y que podrían ayudarnos a que la velocidad de la red sea mayor.

Hay que tener en cuenta que podemos conectarnos tanto por cable como por Wi-Fi. Esta última opción es la que más ha crecido en los últimos años, pero daremos recomendaciones que puedan ser comunes en ambos casos también.

Cambiar la ubicación del router

Un truco sencillo y básico para mejorar la velocidad de Internet si nos conectamos de forma inalámbrica es cambiar la ubicación del router. En muchas ocasiones los usuarios ponen el aparato en cualquier lugar, donde mejor les pilla en un primer momento. A veces ese espacio elegido no es el más adecuado. Por ejemplo puede estar en una zona baja, cerca de otros aparatos y lejos realmente de donde vamos a conectarnos.

Por tanto, si cambiamos la ubicación y lo situamos en un lugar central de la vivienda, en una posición elevada y alejado de otros dispositivos electrónicos podremos ganar en estabilidad y mejorar así la velocidad de Internet que vamos a obtener.

Cantidad de routers

Utilizar amplificadores o dispositivos PLC

Otra recomendación para mejorar la conexión de Internet es hacer uso de otros dispositivos que nos ayuden a lograrlo. Aquí tenemos diferentes opciones, entre las que se encuentran amplificadores inalámbricos o dispositivos PLC. Son los más habituales y además económicos.

Esto nos permite no solo mejorar la cobertura inalámbrica y poder conectarnos desde otros lugares con mejor calidad, sino también incluso llevar la conexión por cable a otras zonas. Esto último es lo que podemos conseguir gracias a los PLC, que son dispositivos que utilizan la red eléctrica de la vivienda.

Elegir un buen navegador y que esté actualizado

El navegador es uno de los programas más importantes cuando nos referimos a Internet. Es lo que nos permite visitar páginas web, utilizar servicios y entrar en plataformas online muy diversas. Por ello, elegir una buena solución es esencial para que todo funcione bien, rápido y sin cortes.

Nuestro consejo es siempre tener el navegador actualizado correctamente. Además conviene evitar instalar más extensiones de las necesarias, ya que todo complemento que agreguemos podría afectar al rendimiento de una forma negativa.

Mantener el sistema limpio y seguro

Es igualmente importante tener nuestro equipo correctamente protegido. Evitar la entrada de malware que pudiera dañar la velocidad de Internet es algo que debemos tener en cuenta. Son muchos los antivirus que podemos utilizar en nuestro día a día. Los hay tanto gratuitos como de pago y están disponibles para todo tipo de sistemas operativos.

También debemos tener nuestros equipos actualizados. Hay que evitar vulnerabilidades que puedan ser aprovechadas por piratas informáticos y que dañen la seguridad. Esto también es otro motivo por el cual el Internet podría ir lento. Esto permitirá también evitar fallos con el adaptador de red.

Comprobar que el cable está en buen estado

¿Problemas de velocidad al conectar un ordenador por cable al router? Podría ser debido a diferentes causas, pero sin duda una de las más comunes es tener un cable en mal estado. Incluso podríamos estar utilizando cableado obsoleto, que no admita más allá de Fast Ethernet y por tanto la velocidad estaría limitada a 100 Mbps.

En definitiva, estos son algunos consejos que podemos tener en cuenta para intentar mejorar la velocidad de Internet. Mantener los dispositivos y router en buen estado será clave para ello, pero también realizar pequeños cambios con los que lograr optimizar la conexión.