Windows corrige problemas con el Wi-Fi y las VPN

En muchas ocasiones pueden surgir problemas que afecten a determinados componentes o servicios de un dispositivo. En este artículo nos hacemos eco de los errores que ha corregido Windows y que afectan al Wi-Fi o al uso de VPN. Se trata de unas actualizaciones que van a solventar ciertos problemas que afectan a las diferentes versiones del sistema operativo de Microsoft. Aunque son actualizaciones opcionales, pueden venir muy bien en caso de que haya errores.

Actualizaciones de Windows para corregir problemas

Estamos acostumbrados a ver parches y actualizaciones de Windows. En algunas ocasiones sirven para solucionar fallos de seguridad que pueden ser explotados por los atacantes para robar datos o comprometer el funcionamiento. Otras veces se trata de actualizaciones para mejorar el rendimiento y lograr que funcione algo mejor.

En este caso estamos ante este último escenario. Se trata de actualizaciones de Windows opcionales. Desde Microsoft han lanzado un total de tres actualizaciones acumulativas para este mes y sirven para corregir diferentes errores. Afecta a Windows 11, con la actualización KB5014668; Windows 10, con la actualización KB5014669; y también para Windows Server, con KB5014665.

Pero, ¿qué hace más interesante a estas actualizaciones si las comparamos con otras habituales? En este caso corrigen problemas que aparecieron después de las actualizaciones de seguridad de junio de 2022. Muchos usuarios empezaron a tener problemas con la conexión Wi-Fi o el uso de VPN.

Ahora estos errores han quedado resueltos con las actualizaciones que ha lanzado Windows. Si eres uno de los usuarios que se vio afectado al conectarte a un dispositivo host Wi-Fi o al usar una VPN, estas nuevas actualizaciones deberían evitar el problema.

Estas correcciones están disponibles para usuarios que ejecuten las últimas versiones de Windows 10, Windows 11 y Windows Server. Si tienes otras versiones anteriores, como por ejemplo Windows 8.1, tendrás que esperar aún un tiempo hasta que el problema sea corregido.

Fallo en la actualización de Windows

Tener las últimas versiones es importante

Contar con las últimas actualizaciones es importante de cara a mejorar la seguridad y también el rendimiento. Sin embargo, como has podido ver en este caso de Windows, a veces una nueva versión puede causar ciertos problemas. Aunque posteriormente sean corregidos, puede pasar un tiempo en el que algo no funcione correctamente. Por ejemplo, un fallo es no tener Internet después de actualizar Windows.

Aun así, nuestro consejo es siempre tener las últimas versiones instaladas. No importa si se trata del sistema operativo, como podría ser Windows, o cualquier programa o controlador que tengas instalado. Es esencial tener todas las actualizaciones que van saliendo y así evitar muchos problemas.

Los piratas informáticos pueden lanzar ataques que se aprovechen específicamente de una vulnerabilidad que hay en el sistema. Por ejemplo podrían colar un troyano y controlar el equipo, llegar a aprovecharse de un fallo para entrar en una red, etc. Los parches de seguridad lo que hacen es corregir esa brecha y hacer que sea imposible poder explotarla.

Pero también es bueno tener las actualizaciones instaladas de cara a lograr un mejor rendimiento. Puedes tener mayor velocidad de Internet si actualizas el firmware del router, tener más fluidez con el navegador si instalas la última versión, etc. Siempre viene bien para obtener ciertas mejoras.

¡Sé el primero en comentar!