Consejos esenciales para que no te roben archivos de Drive

Google Drive es sin duda una de las plataformas más populares para almacenar archivos en la nube. Sin embargo, siempre podemos tener problemas en caso de toparnos con un pirata informático que quiera robar nuestra información. Por ello, en este artículo queremos dar algunos consejos esenciales para proteger nuestros archivos en Drive y evitar que accedan a nuestra cuenta.

Cómo proteger Drive y los archivos

Es esencial subir archivos a la nube con total seguridad. No debemos alojar contenido y que pueda quedar expuesto para que cualquiera lo robe. Especialmente es importante si vamos a subir archivos o documentos confidenciales. Hay ciertos ataques que podrían romper la seguridad y permitir que entren en nuestra cuenta y, en definitiva, que tengan acceso a todos esos archivos.

Proteger la cuenta de Google

Lo primero que debes hacer es proteger la cuenta de Google. A fin de cuentas esto es lo que va a impedir que un posible intruso llegue a acceder a los archivos que tengas alojados en Drive. Es importante seguir una serie de pautas habituales cuando quieres proteger cualquier cuenta de este tipo en la red.

Es vital tener una buena contraseña. Esta es la primera barrera de seguridad. Esa clave debe ser única, contener letras (tanto mayúsculas como minúsculas), números y otros símbolos especiales. Pero además, también conviene activar la autenticación de dos factores en Google, lo cual creará una capa extra de seguridad.

Robo de contraseñas en el navegador

Cuidado con quién compartes archivos

También debes tener en cuenta la importancia de compartir archivos únicamente con los usuarios que nos interesan. Es decir, no debemos dejar archivos de forma pública, para que cualquiera pueda tener acceso a ellos y descargarlos, editarlos o incluso eliminarlos de nuestra cuenta.

Los permisos que concedes van a ser esenciales para prevenir el robo de información o tener problemas con los archivos que almacenamos. Siempre puedes comprobar con quién has compartido algo en concreto y modificarlo en caso de que fuera necesario para mantener la privacidad.

Usar solo programas oficiales

¿Planeas usar alguna aplicación para Google Drive más allá de la oficial? Eso es un error. Puedes comprometer seriamente tu seguridad y podrías dejar en bandeja esos archivos para que cualquiera tenga acceso a ellos y afectarte. Lo ideal siempre es usar aplicaciones legítimas, descargadas de fuentes oficiales.

Es cierto que a veces encontrarás programas de terceros que pueden tener ciertas mejoras y características adicionales. Pero eso también va a suponer un riesgo, ya que han podido ser modificados de forma maliciosa con el objetivo de robar datos y comprometer la privacidad.

Cuidado con enlaces de terceros

A veces podemos encontrarnos con enlaces que nos llegan por correo o por redes sociales para descargar archivos de Drive o acceder a documentos compartidos. Hay que tener mucho cuidado con este tipo de links, ya que podría tratarse de una estafa y llegar a poner en riesgo nuestra seguridad.

En este caso, hay que confiar únicamente en los enlaces fiables que recibimos. Aquellos que nos envía un amigo o familiar y que sabemos realmente qué contiene. No hay que hacer clic nunca a un link que nos llega por un tercero, ya que podría contener malware o ser un ataque Phishing realmente.

¡Sé el primero en comentar!