Si usas estas contraseñas, cámbialas ya mismo, son las más hackeadas

Si usas estas contraseñas, cámbialas ya mismo, son las más hackeadas

Javier Jiménez

La contraseña es la principal barrera de seguridad para evitar intrusos en nuestras cuentas. Las utilizamos para proteger el correo electrónico, redes sociales o cualquier dispositivo. En caso de que haya algún problema y se filtre, los piratas informáticos pueden acceder a las cuentas y comprometer la privacidad y seguridad. Además, pueden usar métodos para intentar robarlas. En este artículo vamos a hablar de cuáles son las contraseñas que más utilizan para intentar robar y que debes evitar usar.

Claves más usadas para atacar

Los piratas informáticos pueden utilizar determinadas contraseñas que son habituales para intentar entrar en cuentas de forma ilegítima. Básicamente lo que hacen es probar lo que suele ser más común y ver si esa persona ha cometido el error de utilizar una clave considerada como frecuente y poder entrar en su perfil de redes sociales, correo o cualquier plataforma online.

Pero, ¿cuáles son estas contraseñas más comunes? Aquí podemos mencionar dos posibilidades. La primera de ellas es probar claves que son genéricas, que pueden utilizar cualquier usuario. Suelen ser del tipo “password”, “admin”, “123456”, “qwerty”, etc. Son palabras o dígitos comunes, que utilizan muchos usuarios por facilidad para recordarlas. A veces incluso son claves que ya vienen preestablecidas en dispositivos como routers, como es el caso de “admin” y similares.

Por otra parte, la segunda opción es que prueben contraseñas más personalizadas pero siguiendo un mismo patrón. Es decir, pueden probar por ejemplo con el nombre y apellido de esa persona, la fecha de nacimiento, el número de móvil si saben cuál es, etc. Son claves bastante comunes que pese a que son un error importante siguen siendo muy usadas.

Estas son, por tanto, las contraseñas que primero van a probar los piratas informáticos para intentar acceder a una cuenta. Como ves, ni siquiera es necesario tener grandes conocimientos en ciberseguridad, ya que cualquiera podría probarlas. Simplemente con saber cuál es tu dirección de correo podría empezar a probar con las primeras, mientras que en caso de saber tu nombre o fecha de nacimiento (algo que podrían averiguar a través de redes sociales, por ejemplo) podrían pasar al segundo bloque.

En cualquier caso, sea cual sea el método que usen, podrían entrar en tu cuenta si cometes el error de utilizar este tipo de contraseñas habituales. Para evitarlo te invitamos a que compruebes si se ha filtrado tu contraseña y utilices claves fiables.

Robo de contraseñas a través del traductor de Google

Qué claves seguras utilizar

Entonces, ¿cómo debe ser una contraseña buena para evitar este tipo de problemas? Es esencial que no cometas errores y por ello vamos a darte unas pautas esenciales para que generes claves de acceso fuertes con las que puedas proteger tus dispositivo, redes sociales o cualquier servicio online.

Todo esto no puede faltar en tus contraseñas:

  • Clave única, que no uses en otro lugar
  • Letras (mayúsculas y minúsculas), números y otros símbolos
  • Al menos 12 caracteres
  • No debe contener ningún dato personal
  • Cambiarla de vez en cuando

Si sigues estas recomendaciones, podrás tener contraseñas realmente fuertes y seguras. Podrás evitar que accedan a tus redes sociales o a cualquier plataforma, ya que los piratas informáticos pueden usar la fuerza bruta y probar con múltiples claves que son más habituales.

1 Comentario