Una vulnerabilidad en Tor permite rastrear a los usuarios

Una de las alternativas que tenemos para navegar por la red es Tor. Es un navegador basado principalmente en la privacidad y seguridad que nos permite acceder a Internet sin tener que mostrar datos como nuestra dirección IP real. Sin embargo, como ocurre con cualquier otro programa, puede sufrir fallos. En este artículo nos hacemos eco de una importante vulnerabilidad que podría exponer los datos de los usuarios y que ha sido resuelta recientemente.

Tor corrige un importante fallo

Normalmente los programas y servicios que usamos en Internet suelen actualizarse con el paso del tiempo. Lanzan nuevas versiones para corregir posibles problemas que pueden afectar al rendimiento e incluso poner en riesgo la seguridad de los usuarios. En este caso le ha tocado a Tor, que ha sacado la versión 10.0.18 para corregir numerosos problemas, entre los que se encuentra una importante vulnerabilidad.

Esta vulnerabilidad puede poner en riesgo la privacidad de los usuarios. De hecho podría provocar que sean rastreados a través de las aplicaciones instaladas en el dispositivo. Sin duda es un problema importante que hay que evitar.

Hay que tener en cuenta que esta vulnerabilidad fue descubierta el pasado mes de mayo. Afectaba a varios navegadores y podría permitir que los usuarios fueran rastreados a través de las aplicaciones que tienen instaladas en los dispositivos. Y sí, también afecta al navegador Tor, uno de los navegadores para acceder a la Dark Web.

Podrían rastrear a un usuario a través de la creación de un perfil e intentar abrir varios controladores de URL de la aplicación. Si recibe un mensaje, el navegador podría saber si esa aplicación está o no instalada en el equipo. Esto es algo que afecta a navegadores tan conocidos como Google Chrome, Edge, Mozilla Firefox o Safari, además de Tor.

Enrutamiento TOR

La privacidad, el motivo por el que los usuarios utilizan Tor

Sin embargo este problema es más llamativo en el caso de Tor. Los usuarios utilizan este navegador precisamente por mantener la privacidad a salvo. Muchos utilizan este programa para ocultar la dirección IP real y evitar que los sitios puedan rastrearlos. Incluso permite buscar en Google con otra IP.

El problema es que ahora se encuentran con esta vulnerabilidad que, al menos en parte, permite que los usuarios sean rastreados. Un error importante que muchos no han tardado en corregir en cuanto ha aparecido la nueva actualización.

Como hemos indicado, desde Tor han lanzado la nueva versión 10.0.18 para corregir una serie de fallos entre los que se encuentra esta importante vulnerabilidad. Por tanto, todos aquellos que utilicen este navegador deberían actualizar a la versión más reciente y evitar así posibles problemas.

Siempre decimos que es esencial contar con las últimas versiones y parches disponibles. Es algo que va a ayudarnos a evitar problemas de seguridad, a solucionar también errores que afecten al buen funcionamiento de los equipos. Esto lo debemos aplicar a cualquier tipo de software que estemos utilizando, así como cualquier firmware que tengamos instalado.

En definitiva, todos aquellos que utilicen Tor como su navegador deberían actualizar a la nueva versión. Va a ser fundamental para reducir el riesgo de ser rastreados y que los datos se queden expuestos en Internet.