Principales señales de que me han robado la identidad en Internet

Vivimos en una época de transición al mundo digital en que cada vez hacemos más cosas por Internet. Ya sea para trabajar o para el ocio, cada vez dependemos más de la red de redes. En el trabajo cada vez dependemos más del trabajo remoto y de los servicios de nube. Por otra parte, también desde casa realizamos más compras por Internet, jugamos online y utilizamos las redes sociales. Eso ha hecho también que los ciberdelincuentes se centren en la obtención de nuestros datos personales para realizar sus fraudes. Uno de ellos es la suplantación de identidad en la que a veces utilizan nuestras tarjetas de crédito. En este artículo vamos a ver cuáles son las principales señales de que han robado tu identidad en Internet.

Nuestros hábitos están cambiando y cada vez pasamos más tiempo en Internet. Este cambio implica que esté cambiando nuestro comportamiento y cada vez compartamos más nuestros datos personales con las empresas con las que hacemos más negocios o compras. Por otro lado, los ciberdelincuentes, están robando esos datos tanto directamente de organizaciones como de particulares. En el 2021 para el tercer trimestre ya se habían reportado públicamente más de 1000 infracciones que ya son más que las de todo 2020. Por eso, hay que estar atentos por si han robado tu identidad en Internet.

Qué pueden hacer con tus datos robados

Los ataques de los ciberdelincuentes cuestan billones de euros al año. En cuanto a los datos que obtienen es poco probable que estos atacantes que violaron los datos sean los mismos que intentan el fraude de identidad. Generalmente, estos datos robados se venden en foros especializados de la web oscura. A continuación, estos datos son probados por los estafadores de identidad para usarlos ellos mismos o los venden nuevamente.

Cuando han robado tu identidad en Internet, esa información se utiliza para:

  • Secuestrar cuentas minoristas precargadas con tus tarjetas y utilizar este acceso para completar transacciones fraudulentas.
  • Realizar pagos fraudulentos directamente si te robaron los datos de la tarjeta de crédito.
  • Hacerse pasar por personal bancario para restablecer las cuentas y que el estafador se haga cargo.
  • Sacar créditos a tu nombre.
  • Cometer un fraude de seguro médico o utilizarlo para el reembolso de impuestos.

Quizás te interese conocer cómo evitar el robo de identidad en Internet.

¿Cómo sé si me han robado mi identidad en Internet?

En ese aspecto tenemos muchos indicadores que nos pueden poner sobre aviso de que podemos ser víctimas de suplantación de identidad. Un ejemplo de alarma que puede indicar que han robado tu identidad en Internet es recibir una carta de notificación.

También debemos fijarnos si en nuestro extracto bancario o tarjeta de crédito tenemos una actividad inusual. Un indicativo de que algo va mal es tener pequeños cargos en la tarjeta que no hemos hecho nosotros. Habitualmente los ciberdelincuentes comprueban que así funciona y luego pasan a realizar compras mayores. En caso de que esto suceda tú tienes que ponerte en contacto inmediatamente con tu banco. Otro indicio puede ser si tenemos problemas a la hora de hacer la declaración de la renta. En ese caso se hacen pasar por la víctima para cobrar las devoluciones que le corresponde.

Además, también tenemos que fijarnos si tus cuentas han dejado de funcionar. Si han robado nuestras credenciales lo primero que harán es cambiar la contraseña para tomar posesión.

Si consiguen engañar a tu operador de telefonía móvil, harán que transfieran tu número a un dispositivo bajo su control. Esto se conoce como SIM-Swapping. Esto es muy peligroso porque podrían interceptar cualquier código de acceso de SMS de tu banco y se pueden utilizar para validar operaciones. Otro signo de que las cosas no van bien es cuando recibes facturas por servicios que no has solicitado y los cobradores de deudas te están llamando.

Cómo proteger tu identidad

En el hipotético caso de que hayan robado tu identidad en Internet tienes que empezar por informar a tu banco, al proveedor de tu tarjeta y denunciar cualquier presunto fraude a las autoridades lo antes posible. No obstante, hayamos sido víctima del robo de identidad o no, podemos mejorar nuestra seguridad haciendo una serie de cosas:

  • Utiliza contraseñas seguras, largas y únicas para todas las cuentas. Además, hay que guardarlas en un gestor de contraseñas. Nunca se deben reutilizar contraseñas.
  • Activa la autenticación multifactor en todas tus cuentas.
  • Debemos contar con un antivirus actualizado y a ser posible software antimalware.
  • Nuestro sistema operativo debe tener instaladas las últimas actualizaciones.
  • Hay que informarse sobre el robo de identidad y sobre cómo proteger nuestra seguridad en la red.
  • Evita las tiendas de aplicaciones no oficiales.
  • No utilices Wi-Fi públicos sin VPN.
  • Visita únicamente páginas web HTTPS con el icono del candado.

Gracias a estos consejos vas a poder proteger tu identidad para que no sea robada.

¡Sé el primero en comentar!