Esto es lo que piensan los usuarios sobre la privacidad en Internet

Uno de los asuntos que más preocupa a los usuarios que navegan por Internet es, sin duda, la privacidad. Nuestros sentimientos al respecto se deben al miedo que tenemos de la recopilación que hacen de nuestros datos. En ese aspecto, tenemos dudas sobre cómo nos protege la legislación actual y qué hacen las grandes empresas y plataformas tecnológicas con nuestros datos. A los consumidores no nos gusta perder el anonimato para que luego se haga negocio a nuestra costa, por ejemplo, enviándonos publicidad orientada. En este artículo vamos a ver qué es lo que piensan los usuarios sobre la privacidad gracias a un estudio.

Qué piensan sobre la privacidad

Un informe realizado ha desvelado que los consumidores o usuarios sobre la privacidad tienen una comprensión compleja del anonimato y de la recopilación de datos. También se aprecia que están abiertos a establecer intercambios de valor que otorguen a las marcas acceso a los datos necesarios para brindar unas experiencias de cliente personalizadas que se esperan hoy en día. Por ejemplo, esperan recibir algo a cambio de sus datos. Así, el 86% de los entrevistados indica que es probable que intercambien sus datos para disfrutar de ofertas personalizadas basadas en sus intereses e historial de navegación o compras.

En este estudio se encuestó a 2.000 consumidores para averiguar la cantidad y el alcance de los datos que los consumidores están dispuestos a compartir. También se les preguntó cómo se sienten acerca de las políticas de privacidad y cuáles serían sus expectativas en relación a sus datos. El estudio se realizó a finales de 2021 mediante una encuesta realizada a personas mayores de 18 años.

El estudio desveló que los usuarios son cada vez más conscientes de qué datos personales están compartiendo con las marcas, y que estos datos tienen un mayor valor del que reciben. También añadió que las marcas deben continuar mejorando su juego en las experiencias con los clientes, y también ser estratégicas con respecto a cómo los datos generan valor para los consumidores. Quizás te interese conocer estos servicios para comprobar quién te espía en Internet y mantener tu anonimato.

Solución para que todos ganemos

Actualmente poco más de la mitad de los usuarios aceptan las cookies como algo natural. Tampoco es de extrañar porque las hay más o menos invasivas para nuestra privacidad. Además, para garantizar nuestro anonimato, en bastantes ocasiones tenemos que gastar nuestro tiempo configurando sus opciones. Una que no nos interesa tener es una Adware Tracking Cookie que se trata de una cookie de seguimiento que se utiliza para obtener información sobre los hábitos de navegación de los usuarios.

Por otra parte, en el seno de la Unión Europea tenemos un reglamento para la protección de datos que es el GDPR. Sin duda alguna, actualmente es uno de los mejores para proteger nuestra privacidad pero eso no quita que los usuarios quieran recibir algo a cambio de sus datos.

Las marcas tienen que mirar hacia el futuro y priorizar el desarrollo de estrategias, prácticas y tecnologías que les permitan establecer una relación voluntaria con cada usuario. En ese aspecto las marcas tienen que trabajar en un intercambio de datos que beneficie a ambos. Así en la encuesta se ha podido apreciar que:

  • El 90 % de los encuestados expresa su disposición a compartir más datos sobre sí mismos, si tienen una experiencia positiva con una marca.
  • El 70% de los consumidores informaron que esperan recibir algo a cambio por sus datos.

Los usuarios sobre la privacidad necesitan nuevas fórmulas dónde también ellos puedan obtener ventajas. En ese aspecto, las marcas tienen que establecer un intercambio de valor con los consumidores de manera compatible y segura para la privacidad. Además, deben ofrecer experiencias personalizadas según el contexto y las preferencias de cada cliente.

Cómo proteger tu privacidad al navegar

Lo primero que tenemos que hacer es mantener nuestros equipos actualizados y con un buen antivirus. No queremos que al navegar por Internet recopilen información nuestra por medio de keyloggers, troyanos y otros tipos de malware. Simplemente descargando un archivo adjunto de un e-mail o una página web podemos poner en riesgo nuestro equipo si no lo tenemos suficientemente protegido.

Muchos usuarios sobre la privacidad piensan que cada vez está siendo más vulnerada por las empresas, ISP y gobiernos. La forma que adoptan para proteger el anonimato es la utilización de una VPN. Gracias a ella es como si nuestra información viajase protegida por un túnel a salvo de los ciberdelincuentes y de otros actores. La manera en que protege la información es a través del cifrado de las comunicaciones entre el servidor VPN y el cliente.

También hay que procurar solo dar la información estrictamente necesaria ya sea en redes públicas como foros o en redes sociales. Piensa que algún día te puedes arrepentir y quizás luego borrar todos los contenidos publicados sea complicado. Por otra parte, una buena práctica en redes sociales es tener el perfil privado para que solo los que queramos puedan tener acceso.

Por otra parte, cuando nos vamos a registrar en una plataforma o servicio debemos revisar la política de privacidad y sus términos y condiciones. Eso va a determinar la manera en la que luego pueden utilizar nuestros datos.

Luego también el buscador que utilicemos para realizar nuestras búsquedas también influye en nuestra privacidad. Una buena idea puede ser utilizar un buscador orientado al anonimato que facilita la búsqueda privada y el bloqueo de rastreadores como DuckDuckGo. Por último, nos podríamos plantear usar un navegador orientado a la privacidad como Tor o Brave.

¡Sé el primero en comentar!