Todo esto puedes hacer con una cámara IP en casa

Todo esto puedes hacer con una cámara IP en casa

Javier Jiménez

Las cámaras de vigilancia IP las solemos utilizar en viviendas o lugares de trabajo con el objetivo principal de mejorar la seguridad. Por ejemplo sirven para detectar un intruso que ha entrado en casa o en una oficina. Pero más allá de eso, podemos darle diferentes usos. En este artículo vamos a hablar de para qué puedes utilizar una cámara IP en casa. Verás que puedes encontrarle diferentes usos que pueden tener mucha utilidad para tu día a día.

Para qué usar una cámara IP en casa

Puedes instalar cámaras IP en tu vivienda por poco dinero. Hay muchas opciones disponibles y seguro que encuentras un modelo que se adapta justo a lo que necesitas. Eso sí, ten en cuenta que no todas graban en la misma calidad, ni tienen las mismas características. Ahora bien, ¿para qué usarlas más allá de proteger la casa?

Vigilar a tus mascotas

Uno de los usos que puedes darle a las cámaras IP en casa es poder vigilar a tus mascotas. Vas a poder saber en todo momento si están bien, si necesitan agua o comida. Puedes instalarlas en la zona donde suelen estar, como puede ser el patio o cualquier espacio de la casa donde tengan el comedero.

Esto es muy útil si vas a pasar unos días fuera, por ejemplo. Vas a poder comprobar si surge algún problema como podría ser que se haya caído el bebedero y no tengan agua o algo similar. Podrás llamar a alguien para que vaya o solucionar cualquier cosa de la que no tendrías información sin este tipo de dispositivos.

Ver si tu casa domotizada funciona bien

También puedes utilizar cámaras IP en casa para asegurarte de que tu vivienda inteligente esté funcionando bien. Tal vez aproveches cuando no estás para poner el robot aspirador, encender la lavadora en remoto o usar el lavavajillas y de paso aprovechar las horas en las que resulta más barato utilizar la luz.

Pero claro, la tecnología a veces falla. Incluso puede que no estés seguro de si has activado bien el robot aspirador, si has dejado algún obstáculo por su camino, etc. Todo esto lo vas a poder controlar mejor si usas una cámara IP y tienes acceso visual a la vivienda o, al menos, a una zona concreta que te interese.

Desafíos y retos de la domótica

Saber si debes o no activar el riego

¿Tienes un jardín y quieres cuidarlo lo máximo posible? Especialmente si sueles pasar tiempo fuera, es importante que controles bien el riego. Tal vez tengas un sistema de riego automatizado, pero no adaptado a los cambios climáticos que pueda haber. Ahí, una vez más, puede ayudarte una cámara IP en casa.

A través de esa cámara vas a poder ver en todo momento si la tierra tiene humedad, si el día está soleado o ha llovido esa noche. Eso te ayudará a decidir si debes o no activar el riego ese día. Muy útil si estás fuera de la ciudad y desconoces el tiempo que pueda hacer y cómo podría afectar a tus plantas.

Hablar en remoto

Este uso puede que no tenga demasiado sentido hoy en día, pero es una opción más que puedes tener en cuenta en tu cámara IP. Muchos modelos cuentan con audio bidireccional. Eso significa que vas a poder comunicarte en remoto con personas que estén en tu casa, básicamente como si fuera una llamada.

Eso podría ser útil también para mantener contacto con tus mascotas. Por ejemplo si tienes un perro y estás fuera de casa, puedes escuchar si ladra o puedes incluso hablar lo que sea y va a sonar por el altavoz de la cámara.

En definitiva, como ves tienes diferentes usos que puedes darle a tus cámaras IP. Son dispositivos especialmente diseñados para la seguridad, pero también podrías aprovecharlos para diferentes usos. Eso sí, ten en cuenta siempre las características para una cámara IP.

¡Sé el primero en comentar!