Por esto tu VPN no va a salvarte en Internet

Podemos decir que una VPN es muy útil en determinadas circunstancias para mejorar la seguridad. Sin embargo esto no siempre es así y no hay que confiarse. En este artículo vamos a hablar de por qué una VPN no va a salvarte en Internet y qué debes hacer para lograr que la seguridad esté siempre presente. Verás que elegir una u otra opción también puede ayudar a evitar muchos problemas.

Una VPN no hace milagros en seguridad

Las VPN van a proteger nuestra conexión al conectarnos en redes Wi-Fi públicas. Lo que hace es cifrar todos los datos que enviamos y es como si pasaran a través de un túnel. En caso de que un atacante estuviera en la red y tuviera acceso a lo que estamos enviando, no podría ver el contenido al estar cifrado.

Ahora bien, una VPN no va a salvarnos de sufrir un ataque Phishing o de descargar un archivo que en realidad es malware. En esos casos es necesario tomar otras medidas de precaución para no tener ningún tipo de problema. ¿Por qué decimos esto? La VPN realmente no protege directamente la seguridad del sistema, ni detecta cuándo una página es peligrosa o cuándo un archivo que descargamos puede ser un peligro. Lo que hace es encargarse de ocultar la dirección IP y cifrar la conexión.

Una VPN tampoco va a avisarte de que estás instalando un programa falso, por lo que no te protegerá de eso. Si terminas por error en una página web donde tienen aplicaciones que han sido creadas solo para estafar, que no son realmente seguras, una VPN no va a alertar. Por tanto, en estos casos da igual usarla o no.

Cómo complementar la seguridad de una VPN

Entonces, ¿de qué manera podemos complementar la seguridad de una VPN y navegar sin ningún riesgo? Para ello vas a tener que tener en cuenta ciertos consejos para no caer en la trampa y que te cuelen un malware sin darte cuenta o que roben tus contraseñas cuando entras en una página web.

Lo primero es tener un buen antivirus. Eso va a ayudarte a navegar con mayor seguridad, sin el riesgo de descargar un archivo que puede ser peligroso. En caso de que cometas algún error, podría alertarte antes de que ese archivo llegue a afectar realmente a la seguridad, robar información, etc.

Otra cuestión muy importante es tener todo actualizado. Aunque tengas una VPN, estarías desprotegido si tu equipo tiene alguna vulnerabilidad. Por tanto, debes actualizar el sistema operativo a la última versión, así como cualquier otro programa que tengas instalado y que pueda tener algún tipo de fallo.

Pero si hay algo fundamental es el sentido común. En todo momento debes evitar cometer errores cuando navegas por la red, como por ejemplo descargar un archivo que es peligroso o hacer clic en un enlace que pueda ser Phishing. Una VPN no te va a salvar de eso, pero sí el sentido común y saber identificar cuándo una web es falsa.

En definitiva, como has podido ver tener una VPN es interesante pero no va a salvarte de muchas amenazas de seguridad. Es esencial que tengas en cuenta otras recomendaciones para navegar sin problemas por Internet.

¡Sé el primero en comentar!