Así afecta a tu seguridad el fin de Windows 7

Así afecta a tu seguridad el fin de Windows 7

Javier Jiménez

Windows 7 ha sido sin duda uno de los sistemas operativos de Microsoft más populares. Ahora bien, como muchas cosas a nivel tecnológico ha llegado a su fin. No quiere decir que deje de funcionar, lógicamente, sino que dejará de tener soporte. Esto significa que aquellos usuarios que cuenten con este sistema operativo no recibirán actualizaciones de seguridad y, en definitiva, sus equipos no estarán protegidos correctamente. El día ha llegado y desde hoy Windows 7 deja de tener soporte. Vamos a explicar cómo afecta eso a la seguridad de los usuarios.

Windows 7 deja de tener soporte

Ya sabemos que la seguridad es un factor muy importante para los usuarios. Son diferentes puntos los que debemos tener en cuenta, como el hecho de contar con herramientas de seguridad y por supuesto las actualizaciones. A veces surgen vulnerabilidades que pueden ser aprovechadas por los piratas informáticos para llevar a cabo sus ataques. Son los propios desarrolladores quienes lanzan parches y actualizaciones para corregir esos problemas.

Ahora bien, normalmente el software tiene una vida útil. Ya sean programas o sistemas operativos, los desarrolladores mantienen las actualizaciones y el soporte durante un tiempo determinado. Eso es lo que ha ocurrido con Windows 7, que desde hoy deja de tener soporte técnico.

El consejo desde Microsoft es claro: actualizar a Windows 10. De esta forma los usuarios recibirán todas las actualizaciones y soportes de seguridad. Evitarán problemas que pongan en riesgo el buen funcionamiento de los equipos. Esto es algo que hay que aplicar siempre en todo tipo de software que utilicemos.

Final de Windows 7

Cómo afecta a la seguridad tener un sistema sin soporte

Como hemos mencionado el hecho de tener un sistema operativo sin soporte hará que nuestros equipos estén desprotegidos. Se calcula que uno de cada cuatro ordenadores en el mundo tiene todavía Windows 7 instalado. Esto significa que esa cantidad de dispositivos desde hoy quedan obsoletos y desprotegidos.

Los piratas informáticos suelen basarse en vulnerabilidades conocidas para llevar a cabo sus ataques. En caso de que apareciera un problema que afecta a Windows 7, la compañía no lanzaría parches de seguridad para corregirlos. Esto, evidentemente, pone en peligro el buen funcionamiento de los equipos, así como la privacidad y seguridad de los usuarios.

Eso sí, hay que tener en cuenta que no a todos los usuarios afectarán por igual este hecho. Windows 7 Profesional, Windows 7 Enterprise y Windows 7 Ultimate, a través de programas de licencias por volumen, mantendrá las actualizaciones extendidas. Esto permite que las organizaciones puedan tener actualizaciones de seguridad hasta 2023 pagando una cantidad de dinero.

Sin embargo a nivel de usuario lo normal es que tengamos la versión normal del sistema operativo, sin haber pagado por la extensión de actualizaciones. Desde hoy esa versión ya no es segura y a partir del 15 de enero podremos recibir notificaciones donde nos indican que debemos actualizar a una versión superior si queremos proteger correctamente el equipo.

En definitiva, para todos aquellos usuarios que usen Windows 7 desde hoy sus equipos no estarán asegurados correctamente. Es importante actualizar a Windows 10 y recibir así todas las actualizaciones necesarias.