No compres un adaptador WiFi USB sin ver esto antes

Conectar los dispositivos por Wi-Fi es algo muy común hoy en día. Tenemos muchos aparatos que incluso no funcionan a través de cable. Ahora bien, para que la conexión se la adecuada, es importante contar con buenos adaptadores. En este artículo vamos a dar una serie de consejos esenciales para comprar un adaptador Wi-Fi USB y que funcione lo mejor posible. Vamos a ver qué características debe tener.

Puntos esenciales en un adaptador Wi-Fi USB

Cuando compremos un adaptador Wi-Fi, podemos adquirirlo tanto interno como externo. En el caso de los que son USB, podemos decir que son más útiles para ordenadores portátiles. Pero siempre debemos tener en cuenta algunos factores para lograr que funcionen lo mejor posible y no tener problemas.

Tipo de puerto USB

El primero es ver bien qué tipo de puerto USB utiliza. Puede admitir USB 2.0 o USB 3.0. Lo ideal es que sea compatible con este último, ya que de esta forma mejorará el rendimiento y lograremos una mayor velocidad, que en definitiva es lo que queremos conseguir al conectarnos por Wi-Fi.

Un puerto USB 2.0 tiene un ancho de banda máximo de 480 Mbps, mientras que la versión 3.0 puede alcanzar 10 veces más. Para lograr la máxima velocidad de fibra óptica, será imprescindible tener un adaptador Wi-Fi que funcione por puerto USB 3.0. No será el único condicionante, pero sí algo esencial.

Doble banda

También debemos observar que funcione en la banda de los 2,4 GHz y en la de los 5 GHz. Hoy en día la mayoría de adaptadores modernos van a tener esta característica, pero es algo que debemos verificar para no estar limitados y tener una mala velocidad o calidad de la señal al conectarnos.

Podemos decir que la banda de los 5 GHz es la que va a proporcionar la máxima velocidad, aunque es más sensible a la distancia y posibles obstáculos. En cambio, la de los 2,4 GHz es ideal si vamos a conectarnos lejos del punto de acceso o puede haber obstáculos que afecten a la señal.

Formato físico

Otro punto a tener en cuenta es el formato del adaptador Wi-Fi por USB. Los hay que son básicamente como un pendrive, de tamaño pequeño que podemos guardar en cualquier sitio. También los hay más grandes, con una antena externa que va a ocupar más espacio y puede ser más complicado transportar.

¿Queremos algo que sea lo más pequeño posible? En ese caso lo ideal sería uno del tamaño de una memoria USB. Ahora bien, va a tener menor alcance que otro que sí que tenga una antena externa. Por tanto, es otra cosa a tener en cuenta y que debemos decidir.

Cifrado que admite

Es importante mantener la seguridad al máximo. Las redes inalámbricas precisan de tener una buena contraseña para evitar intrusos. Pero más allá de la propia clave, también debemos mirar el tipo de cifrado que admiten. No todos los adaptadores van a ser iguales en este sentido.

¿Qué tipo de cifrado deben admitir? Lo interesante es que sean compatibles con WPA-3 si queremos usar el cifrado más actual y que cada vez va a ser más utilizado. Sin duda es el más seguro que existe hoy en día, por encima de WPA-2.

En definitiva, estos son los principales factores para comprar este tipo de dispositivos. Puedes ver algunos consejos para evitar cortes en el adaptador Wi-Fi USB y evitar que funcione mal.

¡Sé el primero en comentar!