¿Estás conectado a la banda WiFi correcta? Compruébalo

Actualmente, la mayoría de dispositivos que usamos para conectarnos a Internet de forma inalámbrica pueden hacerlo en la banda de los 5 GHz y en la de los 2,4 GHz. Elegir a cuál nos conectamos va a ser imprescindible para lograr que la velocidad sea la adecuada y evitar que aparezcan los temidos cortes. En este artículo vamos a explicar algunos puntos esenciales para saber si estamos usando la banda correcta.

Comprueba si usas la banda del WiFi correcta

Podemos decir que la banda de los 5 GHz es la más veloz. Aunque no todos los dispositivos son compatibles, lo normal es que hoy en día la mayoría sí lo sean. Sin embargo tiene la limitación de que es bastante más sensible a la distancia y a posibles obstáculos. En cambio, la banda de los 2,4 GHz permite que nos conectemos más lejos del router, aunque la velocidad sea menor. Podéis visitar nuestra review ASUS ROG Rapture GT-AX6000.

Hacer un test de velocidad

Lo primero que puedes hacer es lo más evidente y sencillo: un test de velocidad. Hacer una prueba de velocidad conectado a la banda de los 2,4 GHz y otra conectado a la banda de los 5 GHz, puede indicar cuál es la más ideal para conectarse. A fin de cuentas, lo que buscamos es que vaya lo mejor posible.

Hay que mirar tanto la velocidad de bajada como la de subida, pero también la latencia. Son indicativos que van a darnos una idea de si estamos conectados a la banda adecuada o podemos tener mejor conexión si cambiamos a otra banda WiFi que pueda funcionar mejor.

Analiza la ubicación del router

¿Estás conectado cerca del router o bastante lejos? Sin duda este punto es esencial para determinar qué banda es la más correcta. Si estás en la misma habitación que el punto de acceso, lo ideal sería que te conectaras a la de 5 GHz. Vas a tener mayor velocidad y no habrá problemas de obstáculos o distancia.

En cambio, si estás lejos del router, lo ideal sería optar por la de 2,4 GHz. De esta forma habrá más estabilidad e inclusos la velocidad será mayor también. Es una banda menos sensible a posibles obstáculos que pueda haber.

Comprueba si el canal está saturado

También es importante ver si el canal que estás usando está saturado. En el caso de la banda de los 2,4 GHz, este problema es más frecuente. Hay más dispositivos alrededor que se conectan de esta forma y eso puede generar conflictos y pérdida de velocidad y calidad de la señal.

La banda de los 5 GHz tiene más canales disponibles y es más probable que encuentres uno totalmente libre, que funcione de forma óptima. Por ello, analizar si hay saturación de canales puede determinar también si es mejor conectarse a una banda u otra. Siempre está la opción de conectar el ordenador solo a una banda Wi-Fi.

Ver la potencia de la señal

La cobertura que nos llegue también va a ser un indicativo para saber si debemos cambiar la banda. Si estamos conectados lejos del router, lo normal es que nos llegue peor señal a través de la banda de los 5 GHz. Eso hará que nos replanteemos si merece la pena optar por la de los 2,4 GHz y tener así más estabilidad.

En cambio, si vemos que la señal que nos llega en ambos casos es similar, generalmente significa que con la banda de los 5 GHz vamos a lograr mayor velocidad y será esa la que debemos utilizar.

¡Sé el primero en comentar!