Evita que tu vecino te hackee la red WiFi, configura esto correctamente

Evita que tu vecino te hackee la red WiFi, configura esto correctamente

Javier Jiménez

Tener intrusos en nuestra red significa que va a funcionar mal, que la velocidad puede ser débil o incluso no podremos conectar otros dispositivos. Esto hace que sea fundamental evitar que ocurra este problema y mantener siempre la seguridad presente. Ahora bien, ¿cuál es el principal motivo que permite que un intruso entre en el Wi-Fi? En este artículo vamos a hablar de ello. Como verás, es una causa bastante habitual pero es muy sencillo evitar que ocurra y reforzar al máximo la seguridad de la red inalámbrica.

Mala contraseña, el mayor problema para el Wi-Fi

Sin duda es el mayor motivo por el cual un intruso puede entrar en la red Wi-Fi. Ponemos una mala contraseña y eso va a suponer que la red quede expuesta y alguien pueda entrar sin que nos demos cuenta. Aunque sea la principal barrera de seguridad, lo cierto es que muchos usuarios siguen cometiendo errores en este sentido.

¿Qué significa tener una mala contraseña en el Wi-Fi? Por ejemplo una mala clave es dejar la que viene de fábrica. Lo normal es que el router traiga una contraseña establecida por defecto y si dejamos esa clave puede dar lugar a que un atacante con los conocimientos necesarios pueda llegar a explotarla y acceder a la red.

Otro ejemplo de mala contraseña es poner una clave que sea sencilla de recordar. Aunque sepamos que es un error, lo cierto es que las contraseñas más usadas siguen siendo del tipo “123456” y similares. Este tipo de claves van a ser las primeras que probará cualquier intruso para ver si tienen suerte y pueden entrar. A veces la contraseña del Wi-Fi no funciona.

Además también hay que mencionar que es un error utilizar contraseñas que puedan relacionarnos. Por ejemplo usar nuestro nombre, fecha de nacimiento, número de móvil… Aunque sea algo sencillo de recordar, lo cierto es que un atacante puede probar con este tipo de datos y llegar a entrar en el Wi-Fi.

Problemas con la VPN por Wi-Fi

Cómo es una buena clave para el Wi-Fi

Entonces, ¿qué debemos tener en cuenta para usar una buena contraseña para el Wi-Fi? Vamos a mostrar algunos consejos esenciales que debes poner en práctica para no tener ningún tipo de problema y que no haya intrusos que puedan afectar a tu conexión de Internet sin que te des cuenta de ello.

Lo primero es cambiar la contraseña que viene de fábrica. Es relativamente sencillo saber la contraseña del router. Olvídate de dejar la que viene configurada con el router, ya que eso es un error. Debes utilizar una totalmente nueva, que cumpla con una serie de requisitos para considerarla segura y no tener así problemas de seguridad en ningún momento.

Y esos requisitos pasan por usar una clave única, aleatoria y que no uses en otro lugar. Es importante que tenga letras (tanto mayúsculas como minúsculas), números y otros símbolos especiales. Además, es buena idea cambiarla de vez en cuando para potenciar aún más la seguridad y mantenerla siempre presente.

Pero más allá de la clave que utilices, también es importante el tipo de cifrado. No utilices los que son obsoletos, como puede ser WPA o WEP. Utiliza los más modernos, como WPA2 o WPA3. De esta forma estarás más protegido.

1 Comentario