Nunca pongas estas contraseñas en tu WiFi o entrarán fácilmente

Nunca pongas estas contraseñas en tu WiFi o entrarán fácilmente

Javier Jiménez

Una de las causas por las que puede empezar a ir mal la conexión de Internet es por tener intrusos. Si alguien entra en el router, en la red inalámbrica, el Wi-Fi va a empezar a ir peor. Puede que vaya lento, que aparezcan cortes continuos o que incluso no puedas conectarte. En este artículo vamos a mostrar algunas contraseñas que nunca debes poner en tu Wi-Fi. El objetivo es mantener en todo momento la seguridad y no tener problemas.

Qué claves del Wi-Fi hay que evitar

A veces por facilidad para recordarlas, otras simplemente por desconocimiento o incluso por usar una que sea sencilla y corta para cuando venga alguien a casa. Sea cual sea el motivo, no es raro encontrarnos con una clave de la red que realmente no va a proteger y un intruso podría acceder sin demasiadas complicaciones.

Pero, ¿cuáles son esas contraseñas que no hay que poner al Wi-Fi? Básicamente son las mismas que podemos poner en otras cuentas, como puede ser de Facebook, del correo, etc. Aunque sea un error importante, claves como “123456”, “123456789”, “11112222”, “clavedelwifi”, “wifidecasa” y similares siguen siendo las más usadas.

Lógicamente, el hecho de que sean las contraseñas más usadas va a hacer que sean las primeras que va a probar un hipotético atacante. Intentará con esas que hemos puesto y otras muchas similares que saben que suelen usarse con bastante frecuencia. Esto puede provocar que empiece a ir mal la red inalámbrica.

También es un error grave poner una contraseña fácil de recordar, que contenga tu nombre por ejemplo. Muchos usuarios incluso ponen algo similar al nombre de la red Wi-Fi para que sea más sencillo recordarla. Esto también va a ser algo que los posibles atacantes van a probar e intentar entrar en la red.

Saber banda Wi-Fi conectada

Cómo debe ser una contraseña para el Wi-Fi

Entonces, ¿cómo debe ser una buena contraseña para el Wi-Fi? Lo primero es que debe ser una clave totalmente aleatoria. No debes utilizar palabras o dígitos que puedan ser fáciles de memorizar. Por tanto, una contraseña que no recuerdes podríamos decir que es buena. Utiliza letras (tanto mayúsculas como minúsculas), números y otros símbolos especiales.

Es importante también que esa contraseña no la utilices en otro lugar. Por ejemplo, es un error usar una misma clave en otros dispositivos o servicio online. Si por algún motivo logran robar la clave de acceso de alguna plataforma, podrían probar a ver si coincide con cualquier otra que estés utilizando.

Un consejo interesante es utilizar un generador de claves. De esta forma podrás crear una contraseña que cumpla con todos los requisitos de seguridad. Puedes usar también un gestor de contraseñas para almacenarla y así poder recordarla siempre que lo necesites. La idea es no tener que usar una clave que sea fácil de averiguar.

Por otro lado, también puedes tener en cuenta la posibilidad de crear una red de invitados. Ahí sí puedes crear una contraseña más sencilla, ya que en caso de que tengas invitados simplemente activas y desactivas esa red. No obstante, para tener una protección total ahí también conviene que esa contraseña no sea tan sencilla. Proteger el router Wi-Fi es fundamental y debes tener en cuenta la importancia de la clave.

¡Sé el primero en comentar!