Qué ocurre con tus redes WiFi guardadas al actualizar a Windows 11

Siempre que instalamos una actualización de sistema, especialmente cuando se trata de un cambio de versión tan importante, pueden surgir problemas. A veces necesitamos configurar todo nuevamente, instalar controladores, cambiar ajustes… En este artículo vamos a hablar de qué ocurren con las redes Wi-Fi guardadas cuando actualizamos a Windows 11 desde Windows 10.

Qué pasa con el Wi-Fi al actualizar a Windows 11

Puede que te preguntes qué puede pasar con las redes Wi-Fi que tengas guardadas cuando actualices a Windows 11. Por ejemplo el Wi-Fi de casa, el del trabajo, de alguna biblioteca o cafetería donde suelas conectarte… ¿Se borran todas las contraseñas? ¿Vas a tener que poner todos los datos de nuevo?

Lo cierto es que en este sentido Microsoft hace un buen trabajo con las actualizaciones. En general, cualquier configuración que tengas en Windows se va a mantener, salvo contadas ocasiones en las que no es posible. Por ello, salvo que ocurra algún problema, no vas a tener que configurar las redes Wi-Fi nuevamente al actualizar a Windows 11.

Automáticamente, en cuanto enciendas el ordenador después de la actualización, tu equipo se conectará a las redes Wi-Fi que tenga disponibles y que previamente ya hayas registrado. Da igual si tienen o no contraseña, así como el tipo de cifrado que puedan utilizar. En este sentido, nos ahorraremos tener que registrar una a una todas las redes nuevamente.

Si dudas en actualizar Windows por temor a perder las redes Wi-Fi guardadas, no deberías de tener problemas. Es un proceso realmente sencillo y Microsoft permite guardar este tipo de información para, posteriormente, aparecer tal cual en la nueva versión del sistema operativo.

Problemas con el Wi-Fi al actualizar Windows

No obstante, en ocasiones pueden surgir problemas. No hablamos solo de pasar de Windows 10 a Windows 11, sino también en cualquier actualización periódica del sistema. Podemos encontrarnos con algunos fallos, conflicto con los drivers o incluso que no podamos conectarnos a la red.

En otra ocasión hablamos del problema con el Wi-Fi al actualizar Windows. Sin duda es un fallo que puede afectarnos al quedarnos sin conexión. No es algo habitual, pero sí que debemos tenerlo en cuenta y poder solucionarlo si esto ocurre.

Además, algo que sí que puede ser más común es tener algún conflicto con los controladores del adaptador de red. Al actualizar Windows, por ejemplo al pasar a Windows 11, puede que haya algún conflicto con los drivers que no estén correctamente actualizados y no sean compatibles con esa versión.

Normalmente lo que tendremos que hacer es actualizarlos. Es tan fácil como ir a Inicio, entramos en el Administrador de dispositivos, vamos a Adaptadores de red, seleccionamos el que corresponda y hacemos clic con el botón derecho del ratón. Tenemos que darle a Actualizar controlador. Esto lo podemos hacer tanto en el caso del Wi-Fi como de la tarjeta Ethernet.

Actualizar tarjeta en Windows 11

En definitiva, si actualizas a Windows 11 no deberías tener problemas con tus conexiones de red. El Wi-Fi seguirá funcionando sin problemas, sin perder las contraseñas guardadas. No obstante, en caso de que aparezca alguna complicación deberías actualizar los controladores.

1 Comentario