Cómo hacer que Chromecast consuma menos energía

Escrito por Rubén Velasco

Uno de los dispositivos revolucionarios que llegaron a nuestros hogares hace ya algunos años de la mano de Google fue el Chromecast. Este dispositivo nos permite, por 35 euros, convertir cualquier televisor en un completo Smart TV controlado a través de nuestro teléfono, ganando una gran popularidad con el auge de los servidores locales con Plex, para ver YouTube e incluso con las plataformas de televisión en streaming como Netflix o HBO.

Normalmente cuando conectamos el Chromecast a la televisión es para dejarlo ya conectado, a no ser que por algún motivo necesitemos utilizar el puerto HDMI que ocupa para alguna tarea. Esto nos brinda comodidad ya que nos asegura que en cualquier momento vamos a poder conectarnos directamente a este dispositivo para enviarle contenido con solo encender nuestra televisión, pero también puede tener un inconveniente, y es que estar conectado 24 horas al día supone un gasto de energía que, aunque no es muy relevante, podemos reducir e incluso evitar. Además, aunque no lo estemos utilizando, Chromecast consume un ancho de banda constantemente, algo que también podemos reducir.

A continuación, vamos a ver algunas recomendaciones para reducir este gasto energético.

Cómo reducir el gasto de energía del Chromecast

Los puertos HDMI no transmiten a los dispositivos alimentación para poder funcionar. Por ello, para alimentar el Chromecast es necesario conectarlo por USB para alimentarlo. Cuando compramos este dispositivo, Google incluye un cargador, como el de un móvil, para poder conectar nuestro Chromecast a la luz. De esta manera el dispositivo va a estar siempre conectado, incluso cuando la televisión esté apagada. Por ello, si queremos ahorrar energía, es mucho mejor optar por conectar el Chromecast a través del puerto USB de la televisión. De esta manera solo se encenderá cuando la televisión esté encendida.

El problema de esto es que algunas televisiones dan muy poca potencia por USB (2.5W frente a los 5W del transformados oficial) y, aunque encenderá, podemos tener todo tipo de problemas al reproducir contenido en streaming, en cuyo caso no nos quedará otra que alimentarlo con el transformador.

Para comprobar si nuestro Chromecast está siempre conectado o no lo que debemos hacer es abrir la app de Google Home y comprobar si aparece. Si lo está, entonces es que está siempre encendido. Si no aparece es que está apagado.

Cómo evitar que Chromecast consuma datos constantemente

Chromecast está constantemente descargando fondos de escritorio de los servidores de Google, los fondos en alta calidad que nos muestra en la pantalla de la televisión cuando está en reposo. Estos fondos consumen, además de recursos (porque ocupan espacio y se deben procesar), ancho de banda en nuestra conexión a Internet. Por ello, otra forma de reducir el consumo de nuestro Chromecast es dejar la pantalla de reposo lo más simple posible.

Para ello lo que debemos hacer es, por un lado, desactivar todas las características adicionales que podemos mostrar en la pantalla (como el tiempo), dejando esta lo más vacía posible. Además, también podemos subir a Google Fotos una imagen muy pequeña con un color sólido y asociarla como fondo del Chromecast, desactivando los demás fondos que se bajan desde la nube.

Así, al utilizado un fondo de un color sólido, además, estaremos reduciendo los recursos que utiliza este dispositivo, reduciendo aún más la energía que consume constantemente.

¿Tienes tu Chromecast configurado para ahorrar la máxima cantidad de energía posible?