¿Qué compañía nos ofrece más velocidad de Internet en la primera mitad de 2018?

Escrito por Rubén Velasco

50, 100, 300, 400, 600… hoy en día existe una enorme cantidad de velocidades de acceso a Internet, velocidades que varían en función de la compañía y la modalidad que elijamos. Las velocidades de fibra óptica de hoy en día se encuentran muy por encima de las necesidades que puede tener cualquier usuario doméstico, sin embargo, cada vez buscamos contratar una mayor velocidad (velocidad que no vamos a usar salvo en contadas ocasiones) hasta el punto de que, para muchos, la velocidad máxima de la fibra óptica es uno de los puntos más importantes (junto al precio) a la hora de elegir nuestro ISP.

Aunque las velocidades más contratadas hoy en día rondan entre los 150 y los 300 Mbps, hay compañías que nos ofrecen hasta 1 Gbps simétrico (es decir, 1 Gbps de bajada y 1 Gbps de subida) de manera que podamos hacer uso indiscriminado de todo ese ancho de banda para lo que necesitemos. Sin embargo, tanta velocidad puede ser demasiado para nosotros, o puede que el ISP con el que tenemos contratado actualmente no la ofrezca, aunque eso no significa tener que renunciar a un gran ancho de banda pudiendo contratar, por ejemplo, velocidades de 600 Mbps, 400 Mbps e incluso 300Mbps, además de ahorrarnos un poco de dinero al no estar contratando velocidad que no vamos a necesitar.

Generalmente es complicado poder ver fácilmente cuáles son las velocidades máximas que nos puede ofrecer cada operador. Por ello, desde Test de Velocidad podemos consultar en detalle las velocidades máximas de FTTH que nos ofrece cada compañía a día de hoy (verano de 2018) de manera que si la velocidad es un factor decisivo para nosotros a la hora de contratar Internet podamos saber fácilmente qué velocidad pico ofrece cada compañía.

Velocidad 400 Mbps

¿Es mejor una conexión de fibra simétrica o asimétrica?

La mayoría de las compañías nos ofrecen actualmente conexiones FTTH simétricas, es decir, conexiones que nos ofrecen la misma velocidad tanto de descarga como de subida. Sin embargo, algunas compañías como Movistar o Vodafone tienen modalidades con velocidad asimétricas, es decir, velocidades con más descarga de subida, por ejemplo, 100/10 o 600/60.

Las conexiones asimétricas suelen ser más baratas que las conexiones simétricas, algo obvio dado que están ofreciendo menor velocidad. Sin embargo, ¿realmente se nota diferencia entre ambas?

La verdad es que hoy en día la mayor actividad que realizamos es siempre de descarga, ya sea al visitar una web, ver un vídeo en YouTube o una serie en Netflix, lo que más importa es la velocidad de bajada. Sin embargo, la subida tiene también mucha importancia, incluso aunque no nos dediquemos a subir contenido a YouTube o compartir archivos a través de la red P2P, ya que, a la vez que descargamos, solemos enviar también información a la red.

Un usuario de a pie no verá apenas diferencia entre una conexión de fibra simétrica y otra asimétrica, ya que las subidas de la fibra sin muy superiores a las del ADSL (donde sí se notaba el limitado ancho de banda para el envío de datos). Sin embargo, si vamos a subir a menudo información a Internet o vamos a jugar online, lo mejor es una conexión simétrica que nos permita exprimir al 100% nuestra conexión de fibra óptica.

¿La velocidad y la simetría son factores claves para ti a la hora de elegir tu conexión a Internet?