Aplicaciones imprescindibles que debe tener tu servidor NAS

Cada vez tenemos más dispositivos conectados a Internet. En los últimos años hemos añadido más equipos a nuestra red doméstica. Uno de los más recientes es el NAS, que es un dispositivo de almacenamiento dedicado a compartir la capacidad de almacenamiento con ordenadores o cualquier usuario que actúe como cliente, además, también permite la comunicación con otros servidores, siempre a través de una red local o a través de Internet. Además, estos sistemas NAS suelen contar con varios dispositivos de almacenamiento y frecuentemente están configurados en RAID. Luego, en función del sistema operativo que tengamos y sus aplicaciones podremos destinarlo para una u otra cosa. En este artículo vamos a ver las aplicaciones imprescindibles que debe tener tu servidor NAS.

Qué podemos hacer con un NAS

Un servidor NAS es mucho más que un simple ordenador, servidor, o disco duro externo. Al tener tu servidor NAS tienes un almacenamiento de datos inteligente conectado a la red. Entre los componentes que debe tener tu servidor NAS estaría la caja como el procesador, la memoria RAM y varios discos duros de alta capacidad. Su función es centralizar los datos para ponerlos a disposición de los usuarios de una forma segura, e independientemente del lugar en el que se encuentren. Se utilizan tanto a nivel doméstico como a nivel empresarial.

Una de las principales ventajas de tener tu servidor NAS en casa es que conservas el control total de tus datos y, además, puedes ahorrar costes. El inconveniente que tienen son los gastos para sustituir los componentes más la electricidad que consumes para mantener ese servidor activo. En cuanto a las funciones para las que podemos utilizar un servidor de este tipo serían:

  • Almacenamiento de datos.
  • Realizar copias de seguridad.
  • Compartir archivos para trabajar de forma colaborativa.
  • Sincronizar archivos entre diferentes equipos.
  • Crear un completo servidor multimedia con Plex y otros programas.
  • Guardar y compartir nuestros vídeos y fotos.
  • Creación de servidores de diferentes tipos.
  • Descarga de archivos usando programas P2P.

Respecto a si quieres tener un servidor NAS, al menos debería tener dos bahías, contar con aceleración SSD Caché, una CPU de doble núcleo y mínimo de 2 GB de RAM. Aquí tenéis las especificaciones que debería tener un NAS si queréis comprar uno.

Aplicaciones indispensables que debe tener un NAS

En ese aspecto el sistema operativo del NAS que instalemos tiene mucho que decir. Tras su instalación y puesta en marcha tenemos que revisar las opciones generales del sistema operativo. También debemos realizar la configuración del almacenamiento, de los grupos y los usuarios. Ahora llega el momento de tener tu servidor NAS con las aplicaciones imprescindibles que necesitas. Aquí hay que escoger un sistema operativo para NAS que ya las traiga de serie o que al menos te deje instalarlas.

Un lista con las aplicaciones indispensables que debería tener nuestro NAS serían:

  • Un gestor de archivos desde la nube o en local, que sea muy completo y que nos permite tanto subir como descargar archivos con facilidad.
  • También sería interesante poder reproducir la música que tenemos almacenada en el servidor.
  • Un programa que permitiese la sincronización de nuestras fotos con el NAS.
  • Tener un reproductor de vídeo que nos permitiese realizar streaming desde la red local o Internet.
  • Que cuente con un cliente BitTorrent o eMule para realizar nuestras descargas P2P.
  • Nos permite tener un servidor Web, FTP, SSH o Samba entre otros.
  • La posibilidad de crear un servidor de medios DLNA o centro multimedia como Plex.
  • Nos permite tener un servidor VPN, para poder navegar con seguridad, por ejemplo, cuando nos conectamos en una red Wi-Fi pública.

Como se puede a apreciar este tipo de equipos de red se le pueden instalar muchas aplicaciones de diversa índole. Esto significa que son muy completos y podemos realizar múltiples tareas en función del sistema operativo que tengamos instalado y sus aplicaciones.

Por último, hay que señalar que tener tu servidor NAS aporta muchas funciones pero también muchas responsabilidades. En ese aspecto debemos ocuparnos de que siempre esté bien actualizado y hacer una correcta configuración de usuarios y grupos.

¡Sé el primero en comentar!