Pequeños cambios para que tu Internet vaya más rápido

Un factor muy importante para los usuarios a la hora de navegar por la red es la velocidad. Son muchas las causas por las cuales podemos tener un Internet lento, con cortes e inestabilidad. Pero también podemos tener en cuenta algunos consejos interesantes para intentar mejorar en la medida de lo posible estos problemas. De ello vamos a hablar. Vamos a dar algunos consejos básicos, algunos pequeños cambios que podemos hacer para mejorar la velocidad de Internet.

Qué hacer para mejorar la velocidad de Internet

Podemos decir que hay una serie de elementos que son imprescindibles para que el Internet funcione bien. Uno de ellos es la operadora que hemos contratado y la que va a suministrarnos la red. También va a ser esencial la instalación que tengamos: cableado, router, puntos de acceso… Pero sin duda algo que puede ser determinante en el propio sistema y dispositivo que usemos para conectarnos.

Es ahí donde podemos cambiar algunos parámetros o tener en cuenta ciertas recomendaciones sencillas de implementar y con el único objetivo de lograr una mayor velocidad de Internet que permita navegar con más garantías.

Buscar amenazas en el sistema

Una de las acciones que podemos tener en cuenta y muy sencillo de realizar es buscar amenazas en el sistema. Podemos hacer uso de alguno de los muchos antivirus que existen en la red. De esta forma podremos reducir el riesgo de entrada de malware en el equipo que pueda afectar al buen funcionamiento.

Por tanto, uno de los consejos para poder mejorar la velocidad de Internet es realizar un escaneo en busca de amenazas. Hay muchos tipos de malware que pueden afectar al funcionamiento del equipo y también ralentizar la conexión.

Validación de seguridad continua

Cerrar aplicaciones en segundo plano

Las aplicaciones en segundo plano consumen recursos tanto del propio dispositivo como de la red. Podríamos tener programas abiertos y que estén compartiendo datos sin que nos demos cuenta. Esto, en caso de tener una conexión débil, puede ser muy perjudicial.

Nuestro consejo es acceder al Administrador de tareas y comprobar qué aplicaciones pueden estar consumiendo Internet en ese momento. Si vemos que hay alguna que podría ralentizar la conexión más de la cuenta siempre podremos cerrarla.

Cambiar la banda del Wi-Fi

También podemos realizar un pequeño cambio en la conexión que puede suponer un avance para lograr una mejora en la velocidad: cambiar la banda a la que estamos conectados a través de la red inalámbrica.

Como sabemos, los dispositivos modernos van a permitir conectarnos a la banda de los 5 GHz y también de los 2,4 GHz. La primera es la que va a ofrecer una mejor velocidad, pero es más sensible a la distancia. En cambio la segunda permite que nos conectemos desde más lejos del router. Según el caso puede ser interesante cambiar de banda.

Ver la velocidad máxima de la tarjeta Wi-Fi

Actualizar los drivers

También podemos tener en cuenta actualizar los drivers de la tarjeta de red. Esto es algo muy importante para lograr un rendimiento óptimo, pero también corregir posibles problemas de seguridad que pueda haber presentes y que lastren la velocidad de Internet.

Cambiar los DNS

Por otra parte, una base de las conexiones de Internet van a ser los servidores DNS que utilizamos. Esto puede marcar que la velocidad al abrir una página web en el navegador sea mayor o menor. Podemos cambiar los que vienen por defecto con la operadora y utilizar otros de los muchos que hay disponibles.

En definitiva, estos son algunos cambios que podemos realizar para mejorar la velocidad de Internet. Esto lo podemos poner en práctica de una manera sencilla en nuestro equipo y así comprobar si realmente experimentamos una mejora.

1 Comentario