No deberías comprar un router caro para tu casa en estos casos

No deberías comprar un router caro para tu casa en estos casos

Javier Jiménez

El router podemos decir que es una pieza clave para poder navegar por Internet. Sin embargo no todos son iguales y puedes tener un mejor o peor rendimiento, más o menos cobertura o velocidad. ¿Conviene siempre tener un mejor router? En este artículo vamos a explicar por qué en ocasiones no merece la pena comprar un router caro y puedes hacer lo mismo con cualquiera más económico que puedas encontrar.

Por qué un router caro no siempre es la solución

Puede que pienses que comprar un router caro va a mejorar tu conexión. Lo cierto es que adquirir un aparato más potente va a ayudarte a tener mejores resultados, como es una mayor velocidad, cobertura o tener menos cortes. Pero en ocasiones puede que sea innecesario y no vas a mejorar nada si compras un mejor router.

Vas a conectarte por cable

Un primer motivo por el que no va a servir de mucho comprar un router caro es cuando vas a conectarte por cable. Es ahí cuando la conexión va más estable y hay menos problemas de velocidad. Siempre y cuando tengas un router que cuente con Gigabit Ethernet, lo normal es que la velocidad funcione igual que si utilizas otro modelo más caro.

Por tanto, si tu intención simplemente es conectar un ordenador por cable Ethernet y navegar de esta forma, realmente no va a mejorar mucho la conexión si usas un router más potente. Puede que tengas ciertas ventajas en cuanto a seguridad, evitar que se sobrecaliente, etc. Pero en líneas generales, no vas a notar gran cosa.

No tienes dispositivos compatibles con lo último

Tampoco conseguirías una mejora si no cuentas con dispositivos que sean compatibles con los últimos protocolos, como pueden ser Wi-Fi 6 o WPA-3. Tener un router potente, actual, es útil si realmente vamos a aprovecharlo. Si vamos a conectarnos desde aparatos antiguos, en ese caso no vamos a notar mejora.

Salvo que tengas dispositivos que realmente vayan a aprovechar la potencia y características de un router nuevo, potente, no merece la pena gastar más dinero en comprar uno mejor. Vas a navegar prácticamente igual.

Te da igual la velocidad

Por supuesto, si eres un usuario que realmente no va a tener en cuenta la velocidad, que le da igual que la conexión vaya algo mejor o peor, no necesitas un router caro. Si solo vas a conectarte para ver el correo, buscar información en Internet o usar aplicaciones de mensajería y poco más, cualquier router va a servirte.

Hay que tener en cuenta que una de las diferencias más importantes entre un router básico y otro potente es la capacidad en cuanto a ancho de banda y velocidad. Si eso te da igual, no necesitas comprar un aparato mejor.

No tienes problemas de cobertura

¿Te conectas de forma inalámbrica? En ese caso tienes que ver si tienes o no problemas de cobertura. Si la señal funciona bien, si simplemente vas a conectarte en la misma habitación donde está el router, no importa tanto la potencia que tenga ya que los resultados que vas a obtener van a ser muy similares.

Caso diferente sería si necesitas potenciar la cobertura. Por ejemplo si vas a conectarte desde una habitación más lejana. En ese caso sí necesitarías un router más potente, que tenga mejor cobertura y pueda ofrecerte señal desde zonas más alejadas.

En definitiva, como ves en ocasiones puede ser innecesario comprar un router caro. Antes de cambiar el dispositivo piensa si realmente lo necesitas o no. Es importante proteger el router Wi-Fi, por lo que solo con eso podrías tener una mejora en la red.

¡Sé el primero en comentar!