Qué hacer con un router nuevo: errores que no hay que cometer

En muchas ocasiones es interesante cambiar nuestros dispositivos. Un ejemplo es adquirir un nuevo router para lograr así una mayor velocidad de Internet, mejor cobertura y rendimiento. Son muchas las opciones que tenemos a nuestra disposición. Ahora bien, hay que tener en cuenta ciertos factores para que todo funcione lo mejor posible y no tener problemas. En este artículo hablamos de errores comunes que no hay que cometer al usar un router nuevo.

Qué errores hay que evitar al comprar un router

Puede que decidamos comprar un nuevo router para tener una mejor conexión. También podría ocurrir que hayamos cambiado de compañía de telefonía y nos den uno nuevo. Sea cual sea el caso, hay que tener en cuenta algunos aspectos importantes para no tener problemas que puedan poner en riesgo nuestra seguridad y privacidad, además de afectar al buen funcionamiento.

Mantener la configuración de fábrica

Uno de los errores más claros es mantener la configuración que viene de fábrica con el router. No debemos comenzar a utilizar Internet sin antes cambiar algunos parámetros predeterminados. Por ejemplo hablamos de cambiar el nombre de la red Wi-Fi, la contraseña, el tipo de cifrado si es necesario…

El hecho de mantener el router como viene de fábrica puede ser utilizado por los piratas informáticos para llevar a cabo sus ataques. Pueden conocer ciertas vulnerabilidades que afecten a un modelo en concreto y poner en riesgo la seguridad.

No utilizar una contraseña fuerte

Otro fallo muy importante es usar cualquier clave. Un consejo que debemos tener en cuenta es el de utilizar una contraseña correcta. Al utilizar un nuevo router lo normal es que tengamos una clave que ya viene de fábrica. Esa contraseña no es segura, ya que en muchas ocasiones sigue un patrón establecido por el modelo y podría ser averiguado por los piratas informáticos.

La clave que creemos debe ser correcta, debe contener todo lo necesario para que sea fuerte y no pueda ser averiguada con facilidad. Tiene que contener letras (mayúsculas y minúsculas), números y también otros símbolos especiales. Todo ello, además, de forma aleatoria.

Filtración de contraseñas

Dejar sin actualizar el firmware

Esto es algo que muchos usuarios no tienen en cuenta ni al adquirir un nuevo router ni después de mucho tiempo de uso. El firmware debe estar siempre actualizado a la última versión, ya que así lograremos las mejoras en rendimiento que vayan incluyendo, pero también corregir posibles vulnerabilidades que puedan ser aprovechadas por intrusos para llevar a cabo ataques.

Colocarlo en mal lugar

Por supuesto hay que buscar la manera de colocar correctamente nuestro nuevo router y que pueda ofrecer una buena conexión. En muchas ocasiones los usuarios lo sitúan en cualquier lugar de la vivienda, cerca de una toma de corriente, línea telefónica y, en ocasiones, donde menos estorbe.

Sin embargo hay que tener en cuenta que debemos colocarlo en una buena ubicación y evitar así problemas. Debe estar situado en un lugar central de la vivienda, desde donde pueda repartir adecuadamente la conexión. Hay que evitar las zonas muertas. Esto podría provocar que el router se caliente.

No usar el cableado correcto

Es cierto que hoy en día la mayoría de dispositivos se conectan por cable, pero igualmente son muchos los que permiten una conexión alámbrica. Esto hace que debamos utilizar el cableado correcto. Hay diferentes tipos de cables de red. Básicamente podemos decir que en caso de utilizar un cable en mal estado o antiguo tendremos la limitación de velocidad de 100 Mbps.

En definitiva, estos son algunos errores básicos que debemos evitar a la hora de utilizar un router nuevo. Debemos tener en cuenta esto que hemos mencionado y así lograr que funcione lo mejor posible.

3 Comentarios